SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.10 issue3No es necesaria la supresión vírica completa para obtener beneficios perdurables con los regímenes antirretrovíricos de gran actividad (HAART)La presencia de varios tipos de virus del papiloma humano en mujeres con displasia cervicouterina: ¿qué significa? author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.10 n.3 Washington Sep. 2001

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892001000900008 

Instantáneas

 

Se elabora la primera vacuna sintética contra la malaria

 

 

Según ha informado un grupo de investigadores, ya se cuenta con la primera vacuna sintética contra la malaria. La vacuna, que posee una proteína propia de la superficie de Plasmodium falciparum, es la primera en provocar una respuesta inmunitaria celular y humoral. Hasta ahora, ninguna vacuna ha logrado estimular con igual eficacia la respuesta mediada por linfocitos T y B.

Los investigadores, de la Universidad de Lausanne en Suiza vacunaron a 16 sujetos sanos tres veces durante un período de 6 meses. Al año no se había observado ninguna reacción adversa a la vacuna. La primera inmunización estimuló una abundante proliferación de leucocitos, la cual aumentó después de la segunda inmunización y permaneció estable por espacio de dos meses. Después de la primera dosis se observó la producción de interferón gamma en 3 de los 16 sujetos voluntarios, y después de la segunda dicha producción fue observada en 13 de los 15 voluntarios vacunados. Este hecho reviste importancia porque la producción de interferón gamma es indispensable para la eliminación del parásito del organismo.

Con las vacunas elaboradas anteriormente a base de técnicas genéticas recombinantes, P. falciparum ha mostrado la capacidad para mutar y de ese modo hacerse resistente al efecto de la vacuna. El uso de una vacuna a base de péptidos sintéticos tiene la ventaja de que es más fácil lograr que tenga eficacia contra varias cepas del microorganismo patógeno, puesto que se pueden hacer muchas variaciones en distintos puntos de la secuencia peptídica de la vacuna. Además, los péptidos sintéticos son menos peligrosos que los que se logran mediante técnicas genéticas recombinantes, lo cual permite que las vacunas sintéticas lleguen a estudiarse mediante ensayos clínicos más pronto. El inicio de los ensayos de fase II con esta nueva vacuna sintética está programado para enero de 2002. (Lopez JA, Weilenman C, Audran R, Roggero MA, Bonelo A, Tiercy JM, et al. A synthetic malaria vaccine elicits a potent CD8(+) and CD4(+) T lymphocyte immune response in humans. Implications for vaccination strategies. Eur J Immunol 2001;31:1989-1998.)