SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.10 issue3Factores de riesgo de infección por el virus de la hepatitis C en jóvenes de la calleEquity in health as seen from an ethnic focus author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.10 n.3 Washington Sep. 2001

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892001000900014 

Instantáneas

 

Variante peligrosa del virus del papiloma humano tipo 16 y el riesgo de cáncer cervicouterino en mujeres mexicanas

 

 

Las mujeres mexicanas tienen una incidencia excepcionalmente elevada de cáncer cervicouterino, lo cual podría atribuirse a la presencia en esa población de una forma agresiva del virus del papiloma humano (VPH) tipo 16, conocida por "variante asiático-americana" (AA). El Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos de América publicó hace poco un estudio realizado por investigadores mexicanos donde se exploró la relación entre la presencia de este virus y la de cáncer de cuello uterino. El estudio fue efectuado mediante la recolección de muestras cervicales de 181 mujeres con cáncer cervicouterino y de 181 testigos sanas apareadas con las primeras en edad. Las muestras se sometieron a pruebas para la detección de VPH y de variantes europeas o asiático-americanas.

Se detectó VPH tipo 16 en 50% de las mujeres con cáncer y 11% de las mujeres sanas que sirvieron de testigos, y en todas menos una de las muestras positivas a VPH tipo 16 se detectó la variante europea o la asiático-americana. Las probabilidades de encontrar estas variantes fueron mucho más altas en las pacientes con cáncer que en las testigos, pero en el caso de las variantes asiático-americanas las probabilidades fueron 27 veces más altas que en mujeres cuyas muestras fueron negativas a estas variantes. En cambio, las variantes europeas fueron solamente 2,7 veces más frecuentes en las mujeres con cáncer que en las testigos.

De las mujeres enfermas de cáncer, las que fueron positivas a VPH de la variante asiático-americana desarrollaron la enfermedad casi 8 años antes que las mujeres positivas a la variante europea. Esta última variante, por otra parte, solamente se asoció con cánceres de tipo escamoso, mientras que la variante asiático-americana del VPH 16 mostró una asociación con el cáncer escamoso y el adenocarcinoma.

La alta incidencia de cáncer cervicouterino en México podría deberse, en parte, al hecho de que apenas 30% de las mujeres adultas se someten al Papanicolaou. No obstante, es posible que también contribuya a la incidencia la alta frecuencia de variantes asiático-americanas de VPH 16, que muestran propiedades más oncógenas que las variantes europeas. Se deduce de todos estos datos que a la hora de diseñar una vacuna apropiada contra los VPH para una zona específica, es preciso tener en cuenta no solo los distintos tipos de VPH, sino también la prevalencia de diversas variantes de estos virus. (Berumen J, Ordonez RM, Madrigal de la Campa A, Laboratorio Multidisciplinario de Investigación, Escuela Militar de Graduados de Sanidad y Escuela Médico Militar, Universidad del Ejército y Fuerza Aérea, México D.F. Asian-American variants of human papillomavirus 16 and risk for cervical cancer: a case-control study. J Natl Cancer Inst 2001;93(17):1325-1330.)