SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.12 issue1Caregiver knowledge, attitudes, and practices regarding childhood diarrhea and dehydration in Kingston, JamaicaLos bisfosfonatos y el riesgo de fracturas osteoporóticas author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.12 n.1 Washington Jul. 2002

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892002000700007 

Instantáneas

 

Contenido y diseño de los sitios de Internet contrarios a la vacunación

 

 

Las vacunas son uno de los grandes logros de la medicina y la salud pública, pero durante las últimas décadas ha surgido un movimiento contrario a la vacunación que pone en duda su eficacia y seguridad. Por otro lado, estudios recientes indican que el 66% de los adultos estadounidenses (137 millones) tienen acceso a Internet, que el 80% de ellos usa esta herramienta para obtener información sobre la salud y que el 52% considera que casi toda o la mayor parte de esta información es creíble. Este estudio analiza el contenido y el diseño de los sitios de Internet contrarios a la vacunación.

Las páginas de Internet contrarias a la vacunación se identificaron con el programa Copernic 2000 v4.55a, utilizando 10 motores de búsqueda: AltaVista, EuroSeek, Excite, Google, GoTo.com, HotBot, Infoseek, Lycos, Yahoo y All the Web FAST Search. Las búsquedas fueron realizadas conjuntamente por dos de los autores entre el 3 de agosto y el 3 de septiembre de 2000. Las palabras clave utilizadas fueron: vaccine, vaccinate, vaccination, immunize, immunization, immunise, immunisation, anti-vaccination, anti-immunization y anti-immunisation. De este modo se identificaron 851 sitios en Internet, 79 de los cuales no eran válidos o estaban duplicados. Los otros 772 fueron visitados conjuntamente por dos de los autores con el fin de seleccionar aquellos que serían incluidos en el estudio. Se examinaron los sitios con contenidos opuestos a la vacunación infantil y se excluyeron los sitios de publicación electrónica de periódicos o de revistas médicas, los foros de discusión y grupos de noticias y los sitios cuyo idioma no era el inglés. Dos de los autores examinaron los 772 sitios e identificaron 12 opuestos a la vacunación infantil. Estos 12 sitios condujeron a otros 10, con lo cual, finalmente, se examinaron 22 sitios: 16 de los Estados Unidos, 2 del Reino Unido, 2 de Australia, 1 de Nueva Zelandia y 1 de Francia (escrito en inglés). Con respecto a los contenidos, se registró la presencia o ausencia de las 11 afirmaciones siguientes (entre paréntesis figura el porcentaje de sitios en los que estaba presente cada una):

1. Las vacunas causan enfermedades idiopáticas (100%). Las principales enfermedades atribuidas a la vacunación son el autismo, el síndrome de muerte súbita del lactante, la disfunción inmunitaria, la diabetes, los trastornos neurológicos (convulsiones, lesiones cerebrales, trastornos del aprendizaje, trastorno por déficit de atención, comportamiento antisocial) y las enfermedades atópicas, entre ellas la rinitis alérgica, el eczema y el asma.

2. Hay subnotificación de las reacciones adversas a las vacunas y de su ineficacia (95%). Para explicar esto se dan diferentes motivos. El más frecuente es que muchas veces los médicos no reconocen la relación de las reacciones retardadas con la vacunación o no las notifican. No obstante, en otros sitios se afirma que los organismos implicados en la producción y la regulación de las vacunas ocultan la verdad deliberadamente.

3. Las vacunas reducen la inmunidad o dañan el sistema inmunitario (95%). En algunos sitios se dice que causan autoinmunidad. También es frecuente la afirmación de que las enfermedades naturales ayudan al sistema inmunitario, evitando enfermedades como el asma y la atopia, y que las vacunas interfieren con este beneficio.

4. La política de vacunaciones está motivada por el afán de lucro (91%). La tesis general es que los fabricantes de vacunas tienen enormes ganancias, con las que influyen en las recomendaciones a favor de la vacunación de toda la población y promueven la ocultación de los efectos adversos. Los más extremistas argumentan que las opiniones de los médicos están sesgadas por las compensaciones económicas de los fabricantes, especialmente bajo la forma de regalos y becas para la investigación.

5. La inmunidad conferida por las vacunas es temporal o ineficaz (81%).

6. La política de vacunación obligatoria viola los derechos del ciudadano (77%). Los registros electrónicos de vacunación son criticados como un ejemplo de la intrusión del estado en la vida de los ciudadanos.

7. La frecuencia de las enfermedades ha disminuido sin las vacunas (73%). Se dice que dicha disminución se debe a una mejor higiene y nutrición y que ha sido atribuida indebidamente a las vacunas.

8. La homeopatía es una alternativa a la vacunación (68%). Muchos de estos sitios promueven la homeopatía, la medicina alternativa y los métodos naturales de potenciación de la inmunidad, como la lactancia materna o la dieta. También se defiende el uso de la homeopatía como forma de reducir la gravedad de las reacciones adversas a la vacunación.

9. Los lotes contaminados producen más efectos adversos (55%).

10. La administración simultánea de múltiples vacunas aumenta el riesgo (50%). Varios sitios citan dos artículos publicados en revistas especializadas que indican que la vacuna triple vírica es un factor de riesgo de autismo, pero no mencionan ninguno de los varios artículos y trabajos de revisión que no avalan esta hipótesis.

11. Para obtener los virus utilizados en las vacunas se utilizan cultivos de células procedentes de tejidos de fetos humanos abortados (32%). En este aspecto se plantean tanto cuestiones morales como la posibilidad de que se produzcan efectos adversos.

El número de afirmaciones por sitio osciló entre 2 y 11; 18 de los 22 sitios (82%) contenían 7 o más de las 11 afirmaciones. Los dos sitios con menor número de afirmaciones habían sido creados por investigadores médicos.

Por lo que respecta al diseño, todos los sitios tenían enlaces con otros sitios contrarios a la vacunación, y 10 (45%) también tenían enlaces con fuentes autorizadas partidarias de la vacunación, como el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos. Las historias de niños perjudicados por la vacunación son muy frecuentes, al igual que la información sobre la forma de evitar la vacunación legalmente. Siete sitios (32%) mostraban imágenes de agujas amenazantes, y 5 (23%) imágenes de niños supuestamente perjudicados o muertos como consecuencia de reacciones vacunales.

Este estudio revela que estos sitios contienen una serie de afirmaciones no respaldadas por la literatura científica y manifiestan un profundo sentimiento de desconfianza, expresado por la creencia de que los organismos gubernamentales ocultan las reacciones adversas a las vacunas y están en colusión con la industria farmacéutica para beneficiarse de las ventas de vacunas. Los tres temas principales son las dudas sobre la eficacia y la seguridad de la vacunación, la preocupación por los posibles abusos de los gobiernos y la preferencia por las prácticas sanitarias alternativas. Por otra parte, los argumentos no son nuevos; la mayoría de ellos ya eran utilizados en el siglo XIX por los oponentes a la vacunación obligatoria contra la viruela. (Wolfe RM, Sharp LK, Lipsky MS. Content and design attributes of antivaccination Web sites. JAMA 2002;287: 3245-3248).