SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.12 issue1Reacciones adversasEnmiendas a la rotulación/cambios de formulación author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.12 n.1 Washington Jul. 2002

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892002000700013 

Información farmacológica

 

USO RACIONAL

 

 

Nuevos consejos para la prescripción de propionato de fluticasona (Reino Unido)

Se han actualizado los consejos para la prescripción del propionato de fluticasona inhalado, con el fin de minimizar el riesgo de efectos adversos sistémicos que se producen con las dosis elevadas. La información actualizada incluye las nuevas directrices siguientes, que aparecerán en la información sobre el producto de todos los preparados de propionato de fluticasona para inhalación.

• La dosis inicial debe ser proporcional a la gravedad de la enfermedad.

• La dosis debe reducirse gradualmente hasta alcanzar la mínima dosis que consiga controlar eficazmente el asma.

• Los pacientes con asma leve deben comenzar el tratamiento con una dosis de 100 mg dos veces al día, mientras que aquellos con asma moderada a grave deben recibir una dosis inicial de 250 a 500 mg dos veces al día.

• Solo se deben prescribir dosis > 500 mg dos veces al día a pacientes con asma grave en los que se espere un beneficio clínico adicional y este quede demostrado por una mejoría de la función pulmonar o del control de los síntomas, o por una reducción de las dosis de corticoesteroides orales necesarias. Además, estas dosis solo deberían ser prescritas por médicos con suficiente experiencia en el tratamiento del asma.

Seguridad gastrointestinal de los antiinflamatorios no esteroideos

Un estudio realizado en Inglaterra en 1994 acerca de la seguridad gastrointestinal (GI) relativa de siete AINE distintos de la aspirina permitió identificar tres grandes grupos desde este punto de vista: los de alto riesgo (azapropazona), los de riesgo intermedio (piroxicam, indometacina, ketoprofeno, diclofenaco y naproxeno) y los de bajo riesgo (ibuprofeno). Los del primer grupo solo deberían usarse como fármacos de segunda línea para el tratamiento de la artritis reumatoidea, la espondilitis anquilosante y la gota aguda. El riesgo de perforación/obstrucción, ulceración o hemorragia gastrointestinal (PUHGI) aumenta a más del doble cuando se combina la aspirina con un AINE distinto de la aspirina. Estas combinaciones solo se deben usar cuando sean absolutamente necesarias y los pacientes deben ser vigilados cuidadosamente. El riesgo de toxicidad GI aumenta a medida que lo hacen las dosis de aspirina, pero no hay pruebas definitivas de que el riesgo cambie con diferentes formulaciones. Según los resultados de los ensayos clínicos, los nuevos AINE que inhiben selectivamente la ciclooxigenasa 2 (COX-2) tienen menor riesgo de PUHGI que los AINE no selectivos, pero también se han recibido notificaciones de PUHGI con el uso de estos fármacos. También es importante notar que el hecho de que se notifique una sospecha de reacción adversa no significa necesariamente que sea causada por el fármaco. Para un uso seguro de los AINE, se aconseja:

• Usar preferentemente fármacos con bajo riesgo de PUH GI, como el ibuprofeno.

• Iniciar el tratamiento con la menor dosis recomendada.

• No administrar simultáneamente más de un AINE.

• No usar AINE no selectivos en pacientes con antecedentes de úlcera péptica o úlcera péptica activa.

• No usar inhibidores de la COX-2 en pacientes con úlcera péptica activa.

• Solo usar combinaciones de aspirina y AINE distintos de la aspirina cuando sean absolutamente necesarias, puesto que parecen asociarse a un aumento del riesgo de toxicidad GI.