SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.12 issue2Macroeconomics and health: investing in health for economic developmentFast food nation: the dark side of the all-American meal author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.12 n.2 Washington Aug. 2002

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892002000800018 

Publicaciones/Publications

 

LA INFORMACIÓN EN SALUD
Por Juan Ramón de la Fuente, Roberto Tapia Conyer y Miguel A. Lezana Fernández, coord.
México, D.F.: Facultad de Medicina, Universidad Nacional Autónoma de México y Mc-Graw Hill Interamericana; 2002. 460 pp.

 

 

La experiencia de los autores, reflejada a lo largo de este libro, nos deja en claro que el diseño de una política de salud debe tener como base un sistema de información que rinda datos de forma fiable y oportuna. ¿Por qué? Porque solo un sistema de información así permite cumplir con cuatro postulados fundamentales en salud pública:

• conocer el estado de salud de una población en un momento dado

• poner en práctica nuevos programas

• evaluar las condiciones cambiantes de la salud de una población

• informar a la sociedad de los factores de riesgo que la amenazan

En 1995 se llevó a cabo una profunda reforma del sistema de salud en México. Esta fue la oportunidad de poner en práctica los referentes teóricos que acabamos de mencionar. Esta reforma tomó como plataforma la información disponible y, en efecto, al llevar a cabo su análisis fue posible instrumentar estrategias para asignar los gastos, definir las prioridades y organizar los servicios de prevención y atención de la salud.

Los datos fueron recopilados mediante el empleo de los más recientes avances tecnológicos en materia de información y su confiabilidad permitió tener una visión mucho más objetiva del panorama epidemiológico del país, conocer los cambios registrados en el perfil epidemiológico en años recientes y anticiparse al futuro en relación con los factores de riesgo y la organización de los servicios de prevención y atención de la salud.

El sistema de información que dio origen a este libro fue sometido a la evaluación y escrutinio de diversos organismos independientes, como los National Institutes of Health (NIH) de los EUA, la Organización Panamericana de la Salud y distintas instituciones académicas, tanto de México como de otros países. Así, el cuerpo doctrinario y práctico que contiene esta obra es válido, no solo para un país en particular, sino para los sistemas de salud que funcionan en otros países de América Latina.

¿Qué resultados prácticos se obtuvieron mediante el empleo de un sistema de información sanitaria como el que se describe en las páginas de este libro? Solo para destacar alguno de los más importantes:

• una cuenta clara de la prevalencia e incidencia de enfermedades como la tuberculosis y el sida

• un panorama de la epidemiología en los hospitales más acorde con la realidad

• la importancia que puede alcanzar un programa de certificación de hospitales

• la corrección de errores excesivos en los registros epidemiológicos

• la verdadera dimensión del problema de las adicciones

La vigilancia epidemiológica ambiental, un área de enorme importancia presente y futura, recibió un gran impulso al disponerse de cifras confiables para modificar y mejorar los criterios que definen las situaciones de contingencia. Por otro lado, la información de las condiciones de salud en poblaciones fuera de la seguridad social permitió generar acciones en la población abierta, aquella que concentra los índices más elevados de marginación y pobreza.

Los llamados sistemas "georreferenciados" revelaron su gran utilidad para conocer el estado de salud, no solo de comunidades rezagadas, sino también de zonas que han alcanzado un gran desarrollo y que confrontan, por ello mismo, el grave problema de las enfermedades crónicas y degenerativas, junto con elevados índices de mortalidad e invalidez por accidentes.

Cuando se recorre la variedad de temas que contiene el libro y se examina la gran experiencia de los especialistas que han tenido a su cargo la redacción de cada uno de ellos, destaca que la información en salud es una tarea multidimensional que requiere de un esfuerzo colectivo sistematizado, ordenado y riguroso.

No se trata, como dice uno de los coordinadores de la obra, de un mero glosario estadístico sino de señalar una ruta para obtener las cifras que, en su conjunto, nutren las estadísticas de la salud.

El libro está dividido en seis grandes secciones: panorama de la información en salud; información epidemiológica para la vigilancia en salud pública; información en los servicios de salud; la información en la regulación sanitaria; balance de la información en salud hoy y los retos para el mañana; y anexos estadísticos.

Las secciones se subdividen en temas concretos. Por ejemplo, la primera de ellas abarca tres tipos de análisis: la información en el marco de la reforma del sector de la salud, el sistema de vigilancia epidemiológica y el sistema de información sanitaria para la población abierta.

Con respecto a la vigilancia en el área de la salud pública, el lector hallará normas para la vigilancia epidemiológica en el primer nivel de atención y en los servicios hospitalarios, así como para las enfermedades prevenibles por vacunación, las enfermedades emergentes, las enfermedades neoplásicas, las adicciones y los actos violentos intencionados y no intencionados. Para complementar esta sección se describe la red hospitalaria de vigilancia epidemiológica, el laboratorio como apoyo de esta tarea y la mortalidad como instrumento para la vigilancia epidemiológica.

De gran interés resulta la descripción de los sistemas de información estratégica en salud para la certificación de hospitales, la mejora de la calidad de los servicios de salud y los planes estatales maestros de infraestructura sanitaria para la población abierta.

El papel de la información en la regulación sanitaria se analiza bajo cuatro aspectos: la vigilancia de bienes y servicios, el control de la prescripción de los estupefacientes, el control de precursores químicos y sustancias esenciales y las medidas para modernizar la regulación sanitaria en salud ambiental.

Los nuevos recursos tecnológicos que tenemos hoy en día presagian grandes cambios en los sistemas de información de salud. Los últimos capítulos de este libro están dedicados a presentar el estado actual de la información en salud y los retos para el mañana. Los cinco temas se refieren a los sistemas e instrumentos de información basados en la comunidad, la incorporación de la tecnología, los sistemas de información geográfica en salud, el impacto de la Internet y la información en salud y la práctica médica en siglo XXI.

El libro cierra con 76 anexos estadísticos donde se presentan, en tres apartados, las cifras sobre los recursos disponibles, los servicios otorgados (generales y por programas) y morbilidad y mortalidad. También contiene consideraciones de carácter técnico y metodológico, en particular en lo relativo a fuentes de información.

La cobertura geográfica aparece por entidad federativa de la República Mexicana; la información que contienen los cuadros abarca los años 1990 a 1999, principalmente este último, por ser la información más reciente a la hora de terminar el libro, aunque se incorporan cifras estimadas para el año 2000. La cobertura conceptual se refiere a las variables más relevantes de las categorías mencionadas.

Al referirse a la información y la práctica médica en el siglo XXI, los autores citan con humor un proverbio chino: "El arte de la predicción es muy difícil, sobre todo cuando se quiere predecir el futuro".