SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.12 issue4Retiros del mercadoUso racional author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.12 n.4 Washington Oct. 2002

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892002001000015 

Información farmacológica

 

REACCIONES ADVERSAS

 

 

Inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina, diuréticos y antiinflamatorios no esteroideos: un trío peligroso (Nueva Zelandia)

El Comité Asesor de Reacciones Adversas a los Medicamentos (Adverse Drug Reaction Advisory Committee: ADRAC) de Australia ha aportado pruebas de que esta combinación de fármacos puede precipitar la insuficiencia renal. En 1999 el ADRAC observó que en 46 de 78 notificaciones de insuficiencia renal aguda los pacientes estaban tomando combinaciones de uno o más de los siguientes fármacos: antiinflamatorios no esteroideos (AINE), diuréticos e inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina (IECA); siete de ellos estaban tomando las tres clases de fármacos. La base de datos del ADRAC contiene también 56 casos de insuficiencia renal o empeoramiento de la insuficiencia renal asociados al celecoxib, 24 de los cuales estaban tomando también un diurético y un IECA o un antagonista del receptor de la angiotensina II. Los pacientes con trastornos que predisponen a la insuficiencia renal necesiten a menudo IECA o diuréticos y no deberían tomar simultáneamente AINE o inhibidores de la ciclooxigenasa-2 (COX-2). Los pacientes que estén tomando los tres tipos de fármacos y sufran algún trastorno predisponente, como deshidratación o diarrea, deberían dejar de tomar AINE e inhibidores de la COX-2, y además se debería vigilar cuidadosamente su función renal y las concentraciones plasmáticas de potasio. Las dosis de otras medicaciones deberían ser ajustadas en función de su estado. Los ancianos son particularmente susceptibles a la insuficiencia renal inducida por esta combinación de fármacos. La mayoría de ellos sufre ya algún deterioro de la función renal. Además los ancianos son propensos a la deshidratación e hipotensión inducidas por los diuréticos, y su ingesta de líquidos es a menudo insuficiente.

Reacciones psiquiátricas a los inhibidores de la COX-2 (Nueva Zelandia)

Durante el primer año de vigilancia (hasta febrero de 2002) de los inhibidores de la COX-2 en el Programa de Vigilancia Intensiva de Medicamentos (Intensive Medicines Monitoring Programme) de Nueva Zelandia, se han recibido 291 notificaciones relacionadas con el celecoxib y 149 con el rofecoxib, trece de ellas (11 y 2, respectivamente) sobre reacciones psiquiátricas agudas: varios casos de confusión, depresión y alucinaciones, uno de ansiedad, uno de alteraciones del pensamiento y otro de exacerbación de una psicosis maníaco-depresiva. La mayoría de las notificaciones correspondieron a ancianos y los casos observados en mujeres fueron más numerosos que en hombres, aunque hay que tener en cuenta que estos fármacos se prescriben con mayor frecuencia a mujeres. Todas estas reacciones psiquiátricas se resolvieron rápidamente tras la suspensión del tratamiento. También hay en la literatura algunos informes que indican que pueden ocurrir reacciones similares con los AINE convencionales. Los médicos deben estar atentos ante la posibilidad de que se produzcan reacciones psiquiátricas con los inhibidores de la COX-2 o los AINE.

Neumopatía intersticial con la nitrofurantoína (Nueva Zelandia)

La aparición reciente en Nueva Zelandia de un caso mortal de neumopatía intersticial debido al tratamiento prolongado con nitrofurantoína señala la necesidad de vigilar su posible toxicidad pulmonar. Se sabe que la nitrofurantoína puede causar reacciones pulmonares tanto agudas como crónicas. Los tratamientos prolongados pueden producir neumopatía intersticial y fibrosis pulmonar. Por lo tanto, en pacientes con tratamientos prolongados se debe vigilar la función pulmonar e interrumpir la administración del fármaco ante la aparición de los primeros signos de lesión pulmonar. Los síntomas suelen mejorar rápidamente, pero las alteraciones radiográficas pueden persistir.

Hiperglucemia y diabetes con la olanzapina (Reino Unido)

La olanzapina, un antipsicótico atípico, puede alterar el metabolismo de la glucosa. En el Reino Unido se han notificado 40 casos de hiperglucemia, diabetes o exacerbación de la diabetes. En cuatro se produjo cetoacidosis o coma y uno fue mortal. Todavía no se ha identificado el mecanismo exacto responsable de estos efectos, pero se sabe que tras el inicio del tratamiento con olanzapina se puede producir un marcado y rápido aumento de peso, que puede preceder la aparición de la hiperglucemia o la exacerbación de una diabetes preexistente. Se ha enmendado la información sobre el producto para incluir la información pertinente sobre estos efectos.

Riesgo de tromboembolia venosa con las combinaciones de ciproterona y etinilestradiol (Nueva Zelandia)

Las píldoras de estrógenos y ciproterona (Diane 35/35D, Estelle 35/35D) se usan en el tratamiento de trastornos causados por el exceso de andrógenos, como el acné grave, y son anticonceptivas. El Comité de Reacciones Adversas a los Medicamentos (Medicines Adverse Reactions Committee) de Nueva Zelandia ha advertido de que el riesgo de tromboembolia venosa con los anticonceptivos orales (AO) que contienen acetato de ciproterona es al menos tan elevado como con los AO de tercera generación, y recuerda que las píldoras de etinilestradiol y ciproterona solo están indicadas en mujeres, para el tratamiento de enfermedades dependientes de los andrógenos, como el acné grave y el síndrome poliquístico ovárico, así como para proporcionar anticoncepción oral a estas pacientes. Todas las pacientes que estén tomando esta medicación en la actualidad deberían ser revisadas en la próxima consulta para confirmar que el tratamiento está indicado, y se les debería advertir del riesgo de tromboembolia venosa, de sus síntomas y de las situaciones que aumentan el riesgo.

Anticonceptivos orales y riesgo de cáncer cervical en mujeres infectadas por papilomavirus humanos de alto riesgo (Reino Unido)

El Departamento de Salud del Reino Unido ha enviado a todos los profesionales sanitarios un comunicado urgente en el que señala que un estudio reciente publicado en Lancet (2002) aporta datos adicionales que, aunque no son concluyentes, indican que los AO pueden contribuir a la aparición de cáncer cervical en mujeres infectadas por papilomavirus (HPV) de alto riesgo. El estudio informa de una asociación entre el aumento del riesgo de cáncer cervical y el aumento de la duración del consumo de AO (riesgo tres veces mayor tras 5 a 9 años de consumo, y cuatro veces mayor tras 10 o más años). Con los datos actuales es difícil afirmar si el principal factor precipitante del cáncer cervical es el consumo de AO, la actividad sexual, el tipo de HPV o la duración de la infección. Además, los estudios originales se realizaron en mujeres de países en desarrollo que no disponen de programas adecuados de detección del cáncer cervical. Por consiguiente, el comunicado advierte que todas las mujeres sexualmente activas, y en especial las que están en tratamiento prolongado con AO, deben someterse regularmente a la realización de frotis cervicales. Los beneficios de los AO superan los riesgos en la gran mayoría de las mujeres.

La suspensión de la paroxetina puede producir síntomas graves (EE. UU.)

La FDA ha publicado una advertencia en la que señala que la suspensión de la paroxetina puede producir síntomas de abstinencia graves, capaces de conducir a la dependencia, entre ellos malos sueños, parestesias y mareos. Si estos síntomas son intolerables, el médico debe considerar la posibilidad de volver a administrar el fármaco. Los pacientes necesitan ser advertidos de que no deben interrumpir bruscamente la toma de antidepresivos, y los médicos deben reducir las dosis gradualmente, observando la posible aparición de síntomas de abstinencia.

Pancreatitis asociada al alendronato (Canadá)

El Programa Canadiense de Vigilancia de las Reacciones Adversas a los Fármacos (Canadian Adverse Drug Reaction Monitoring Program) ha sido notificado de seis casos de pancreatitis asociados al tratamiento con ácido alendrónico entre diciembre de 1995 (fecha de la comercialización del fármaco) y agosto de 2001. Basándose en estos casos, resulta difícil establecer una relación causal, pero uno de ellos solo estaba recibiendo ácido alendrónico y la complicación se resolvió al suspender la medicación. Además, la paciente no presentaba ningún otro factor de riesgo de pancreatitis. Se destaca la necesidad de seguir notificando otros casos sospechosos de pancreatitis asociada al ácido alendrónico, para que se pueda evaluar mejor esta posible reacción adversa al fármaco.

Trastornos prostáticos con loratadina

La loratadina es un antihistamínico tricíclico con actividad selectiva frente a los receptores H1 periféricos, indicado en el tratamiento de la rinitis alérgica y de otros síntomas de la fiebre del heno. Entre un total de 7 937 notificaciones de efectos adversos, ha habido 5 de trastornos prostáticos y 1 de agravación del prostatismo. Tres mejoraron con la suspensión del tratamiento y en uno no hubo recurrencia al volver a administrarlo. Todos estaban tomando loratadina combinada con pseudoefedrina. Recientemente también se han notificado 12 casos de glaucoma que, junto con los casos de prostatismo, indican que la loratadina tiene efectos anticolinérgicos. La frecuencia de la retención urinaria oscila entre el 0,1 y el 0,4% con los antihistamínicos sedantes y entre el 0,2 y el 0,3% con los antihistamínicos "no sedantes". Sin embargo, con la loratadina de acción prolongada, la frecuencia de este efecto ha sido del 1,1%.