SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.14 issue5Missed opportunities for tetanus immunization of pregnant women in Juiz de Fora, Minas Gerais, BrazilSe comparan los resultados de la mastectomía y de la cirugía conservadora en pacientes con cáncer de mama author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.14 n.5 Washington Nov. 2003

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892003001000011 

INSTANTÁNEAS

 

Cambios estructurales en el cerebro de pacientes con enfermedad de Alzheimer tratados con donepezil

 

 

La enfermedad de Alzheimer, que es la demencia más común en las personas mayores de 80 años, se caracteriza por la presencia en el cerebro de placas de amiloide y nudillos neurofibrilares. El tratamiento de la enfermedad es eminentemente farmacológico y tiene por objeto mejorar los síntomas cognoscitivos, de los cuales el más destacado es la pérdida progresiva de la memoria, mediante la restauración del equilibrio de sustancias bioquímicas y la corrección de los cambios histopatológicos que se producen en el cerebro de las personas afectadas por la enfermedad.

El fármaco dopenezil es uno de dos inhibidores de la colinesterasa que se han usado por años como tratamiento contra la enfermedad de Alzheimer, sobre todo en pacientes con síntomas leves o moderados. Como su análogo, el tacrino, el dopezenil interfiere con la degradación de la acetilcolina, sustancia neurotransmisora necesaria para la sinapsis neuronal. Muchos pacientes responden a estos medicamentos con una mejoría apreciable de los procesos cognoscitivos que se pierde por completo cuando los medicamentos se suspenden. No obstante, hasta hace poco no se habían visualizado nunca los efectos de estos medicamentos en la materia cerebral, tarea a la que se dedicaron, con buenos resultados, investigadores de la Universidad de Duke, en Carolina del Norte, Estados Unidos de América. Según los resultados de observaciones efectuadas por estos expertos mediante resonancia magnética espectroscópica en pacientes tratados con dopenezil, esta sustancia reduce la pérdida de la sustancia gris en distintas partes del cerebro, principalmente el hipocampo, donde yacen muchas de las funciones relacionadas con la memoria. En pacientes con Alzheimer se produce una reducción notable del volumen del hipocampo y de la masa encefálica en general. Aunque se desconocen los mecanismos que explican el efecto observado con el dopenezil, se cree que el medicamento mejora la actividad cognoscitiva por aumento de las concentraciones de N-acetilaspartato, por lo menos de un modo transitorio. Si esto es así, significa que el medicamento tiene la capacidad para mitigar la progresión de las alteraciones estructurales cerebrales propias de la enfermedad de Alzheimer.

El ensayo clínico, que fue aleatorizado y tuvo enmascaramiento doble, se realizó en 67 pacientes de 50 años de edad o mayores que tenían un diagnóstico de enfermedad de Alzheimer leve o moderada. A 34 pacientes les tocó tomar donepezil y a los otros 33, placebo. El estudio duró 24 semanas, al cabo de las cuales hubo un período de tres semanas durante las cuales todos los pacientes recibieron placebo únicamente. Los pacientes fueron sometidos a pruebas de resonancia magnética espectroscópica a intervalos de 6 semanas, y 51 pacientes (76%) participaron en el estudio hasta el final. De esta manera, los investigadores pudieron documentar una reducción de 8,2% del volumen del hipocampo en el grupo que tomó placebo, en comparación con una reducción de 0,4% en el grupo al que se le administró donepezil. Asimismo, los pacientes que tomaron placebo tuvieron concentraciones reducidas de N-acetilaspartato y cierto deterioro cognoscitivo, mientras que los pacientes tratados con dopenezil mostraron un aumento de las concentraciones de esa sustancia en la materia gris subcortical y alrededor de los ventrículos cerebrales, además de una notable mejoría de los procesos cognoscitivos.

Los mismos investigadores ya habían notificado en 1999 que la resonancia magnética espectroscópica permite observar las concentraciones cerebrales de N-acetilaspartato, aminoácido que se encuentra en las neuronas del sistema nervioso central de pacientes con enfermedad de Alzheimer y que por consiguiente es útil para observar los cambios fisiológicos y anatómicos que se producen en estas personas. Un aspecto alentador de este estudio, además de la documentación de los cambios citados, es que ha sentado las bases para el uso futuro de la resonancia magnética espectroscópica como instrumento para observar los cambios cerebrales propios de las enfermedades degenerativas del cerebro. (Krishnan KRR, et al. Randomized, placebo-controlled trial of the effects of donepezil on neuronal markers and hippocampal volumes in Alzheimer's disease. Am J Psychiatry 2003;160: 2003­2011.)