SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.15 issue1Efectos de la malaria placentaria sobre la transmisión del VIH de madre a hijo en Rikai, UgandaRetiros del mercado author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.15 n.1 Washington Jan. 2004

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892004000100010 

INSTANTÁNEAS

 

El gen de la lipoproteína-lipasa está asociado con la resistencia a la insulina en estadounidenses de origen mexicano

 

 

El síndrome de resistencia a la insulina (también llamado síndrome metabólico) está formado por un conjunto de factores asociados con el aumento del riesgo de cardiopatía isquémica. Este síndrome afecta a más de 20% de los adultos en los Estados Unidos de América y las mayores prevalencias ajustadas por la edad corresponden a los estadounidenses de origen mexicano. La resistencia a la insulina —acompañada o no por otras manifestaciones del síndrome metabólico— está asociada con un aumento del riesgo de accidentes cardiovasculares e incluso de muerte. Por ello se ha puesto una atención especial en identificar los determinantes genéticos asociados con el síndrome de resistencia a la insulina.

Estudios recientes indican que la gran variabilidad genética de los humanos se describe mejor mediante grupos de polimorfismos asociados, conocidos como haplotipos. La identificación de un haplotipo asociado con el aumento o con la disminución del riesgo de padecer una enfermedad puede facilitar la identificación de la variante funcional que influye efectivamente en ese riesgo. Mediante este tipo de análisis se demostró recientemente la asociación de haplotipos del terminal carboxílico del gen de la lipoproteína-lipasa (LPL) con la arteriopatía coronaria. El objetivo de este trabajo fue explorar si existe alguna asociación entre las variaciones del gen de la LPL y la resistencia a la insulina utilizando esos haplotipos.

Los casos índice de esta investigación fueron estadounidenses adultos de origen mexicano con antecedentes de infarto del miocardio (documentado mediante un electrocardiograma o la historia clínica hospitalaria), con diagnóstico de aterosclerosis (mediante arteriografía coronaria), o con antecedentes de derivación aortocoronaria o angioplastia. En el estudio participaron los casos índice y sus cónyuges (generación parental), así como sus descendientes mayores de 18 años de edad y sus respectivos cónyuges (generación de descendientes). Se obtuvo ADN para el análisis genotípico de todos los participantes de ambos grupos; además, a los miembros de la generación de descendientes se les realizaron pruebas para caracterizar sus fenotipos metabólico y cardiovascular, entre ellas la prueba de resistencia a la insulina mediante pinzamiento euglucémico.

Se realizó el análisis genotípico de los marcadores del gen de la LPL de 485 participantes provenientes de 80 familias. Se estudió el fenotipo de 291 descendientes de 74 familias.

Con la estructura del árbol genealógico y los datos genotípicos de los individuos de una misma línea genealógica se construyeron los conjuntos más probables de haplotipos paternos y maternos de los marcadores estudiados para cada persona del árbol genealógico. Mediante este método se logró asignar haplotipos a 475 de las 485 personas genotipadas, entre ellas 284 de las 291 personas que además fueron fenotipadas (199 descendientes y 85 cónyuges de descendientes).

En promedio, las 291 personas (112 hombres y 179 mujeres) a quienes se les determinó la resistencia a la insulina presentaban obesidad, lo que podría explicar en parte el grado de resistencia a la insulina observado. No obstante, se conoce que los estadounidenses de origen mexicano tienen una predisposición a la adiposidad visceral, a la hiperinsulinemia y a la resistencia a la insulina.

Estos resultados indican que en esta población se pueden encontrar cuatro haplotipos del gen de la LPL que confieren distinta sensibilidad a la insulina. El haplotipo 1 fue el más frecuente de todos. Se observó que a medida que disminuía el número de cromosomas con el haplotipo 1, la sensibilidad a la insulina disminuía progresivamente. Por su parte, los portadores del haplotipo 4 fueron los menos sensibles a la insulina. Los datos disponibles indican que existe una variante funcional en los cromosomas del haplotipo 1 que favorece la sensibilidad a la insulina y una variante en los cromosomas que portan el haplotipo 4 que provoca la resistencia a la insulina. Hasta el momento no es posible distinguir si el locus nucleotídico responsable de este comportamiento es el mismo en ambos haplotipos o si estas variaciones están localizadas en diferentes sitios del gen.

Este es el primer estudio en el que se ha utilizado la sensibilidad a la insulina —medida mediante pinzamiento euglucémico— como indicador del fenotipo a fin de investigar su asociación con el gen de la LPL. El vínculo de este gen con la mayor o menor resistencia a la insulina quedó demostrado mediante la asociación estadística entre los haplotipos del gen de la LPL y el grado de resistencia a la insulina. La relación entre las variaciones del gen de la LPL y la sensibilidad a la insulina determinada mediante su medición fisiológica directa en la población estudiada ofrece una prueba convincente de esta asociación.

Teniendo en cuenta los resultados de estudios anteriores que demuestran la asociación de variantes individuales del gen de la LPL con la aterosclerosis, la dislipidemia, la obesidad y la hipertensión, se recomienda utilizar los haplotipos descritos aquí en investigaciones diseñadas para evaluar la asociación de este gen con los componentes del síndrome de resistencia a la insulina, especialmente en la población estadounidenses de origen mexicano. (Goodarzi MO, Guo X, Taylor KD, Quiñones MJ, Saad MF, Yang H, et al. Lipoprotein lipase is a gene for insulin resistance in Mexican Americans. Diabetes 2004;53:214­220.)