SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.15 issue2Los diabéticos deben controlar mejor ciertos parámetros clínicos para evitar complicaciones vascularesSe asocian la dureza del agua y la cantidad de fluoruro con una menor incidencia de infartos author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.15 n.2 Washington Feb. 2004

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892004000200010 

INSTANTÁNEAS

 

Se estudia la relación entre la obesidad en la adolescencia y la mortalidad en la adultez

 

 

Según se ha demostrado, la obesidad durante la niñez y la adolescencia es un importante factor que predispone a la obesidad durante la vida adulta y aumenta el riesgo de padecer diversas enfermedades y trastornos graves, entre ellos la diabetes y la enfermedad coronaria. Los efectos de la obesidad durante la adolescencia han sido poco estudiados, pero la prevalencia de diabetes tipo 2 entre niños y adolescentes de Estados Unidos de América parece guardar una relación directa con el índice de masa corporal (IMC). Se calcula que entre 50 y 80% de los adolescentes obesos se convierten en adultos obesos.

Se han realizado pocos estudios con seguimiento a largo plazo de la relación entre el IMC en la adolescencia y la adultez, o entre el IMC en la adolescencia y la mortalidad en la adultez. Esto se debe, entre otras cosas, a que la mortalidad en adultos jóvenes es baja, por lo que hacen falta estudios con un gran número de participantes para lograr resultados estadísticamente válidos.

En una investigación realizada en Noruega se estudió la relación entre el IMC durante la juventud y la adultez, así como la relación entre ambos indicadores por separado y el riesgo de morir. Para ello se tomaron el peso y la talla de 128 121 adolescentes de 14 a 19 años de edad (61 522 hombres y 66 599 mujeres) entre 1963 y 1999, y a cada persona se le hizo una segunda medición de manera estandarizada al cabo de 10 años o más. Se realizó un seguimiento promedio de 9,7 años (recorrido de 0 a 29 años) después de la segunda medición. Se emplearon modelos de riesgos instantáneos proporcionales de Cox para analizar la asociación entre el IMC obtenido durante la adolescencia y el obtenido durante la adultez, así como la asociación entre estos indicadores y la mortalidad.

La razón de posibilidades (OR) de ser obeso (IMC > 30) en la adultez aumentó progresivamente a medida que aumentó el IMC en la adolescencia. Las personas con valores de IMC muy altos durante la adolescencia mostraron un riesgo de morir al llegar a adultos de 30 a 40% mayor que las personas con un IMC moderado en la adolescencia. Sin embargo, al ajustar estos resultados según el IMC en la etapa adulta, no se encontró una asociación significativa entre la obesidad durante la adolescencia y el riesgo de morir en hombres adultos (OR = 1,1; intervalo de confianza de 95% [IC95%]: 0,8 a 1,5), aunque sí en las mujeres (OR = 1,3; IC95%: 1,0 a 1,7). No se observaron diferencias cuando los resultados se ajustaron para controlar el efecto del hábito de fumar.

Como resultado de este trabajo se concluyó que la obesidad durante la adolescencia predispone a la obesidad durante la adultez. En adolescentes la obesidad se asocia con una mayor mortalidad posterior que parece obedecer fundamentalmente a las complicaciones de la obesidad en adultos. Los valores altos de IMC durante la adolescencia pueden constituir un elemento que predispone a la obesidad durante la vida adulta y a un mayor riesgo de morir prematuramente. (Engeland A, Bjorge T, Tverdal A, Sogaard AJ. Obesity in adolescence and adulthood and the risk of adult mortality. Epidemiology. 2004; 15(1):79-85).