SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.16 issue3Disparidades en el tamizaje del cáncer cervicouterino y mamario en mujeres latinas y no latinas en Estados UnidosMaternal syphilis and congenital syphilis in Latin America: big problem, simple solution author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.16 n.3 Washington Sep. 2004

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892004000900011 

INSTANTÁNEAS

 

Asociación entre vivir cerca de gasolineras y la leucemia en niños

 

 

La leucemia aguda (LA) es la enfermedad maligna más frecuente en los niños, aunque no es común; su tasa de incidencia es de aproximadamente 4 por 100 000 en países desarrollados. Son pocos los factores de riesgo que se han identificado en relación con la leucemia en niños: la trisomía 21, la exposición a dosis elevadas de radiaciones ionizantes y la presencia de ciertas enfermedades raras, tales como la anemia de Fanconi, el síndrome de ataxias-telangiectasias y la neurofibromatosis tipo 1. Además, diversos estudios epidemiológicos han mostrado una clara asociación entre la leucemia aguda y la exposición ocupacional al benceno en adultos, particularmente en trabajadores de fábricas de caucho, donde el grado de exposición solía ser muy alto anteriormente. En cambio, ningún estudio ha apuntado a una posible asociación entre la leucemia en niños y la exposición al benceno; las concentraciones de benceno en el ambiente son sumamente bajas por comparación con las halladas en el ambiente de las fábricas de caucho. Por este motivo, un grupo de investigadores en Francia llevó a cabo un estudio encaminado a examinar la posibilidad de una asociación entre la exposición ambiental a hidrocarburos y el riesgo de leucemia en la infancia.

El estudio, de casos y testigos, se efectuó en varios hospitales. Se hizo una estratificación de los casos (280 niños con leucemia aguda) y testigos (285 niños sin leucemia) por hospital, edad y sexo. Los datos se obtuvieron mediante entrevistas directas estandarizadas con las madres de los niños que fueron efectuadas por médicos entrenados para esa actividad. Se indagó acerca de cualquier posible exposición a hidrocarburos en las distintas viviendas que hubiese ocupado la familia del niño desde el momento en que este fue concebido hasta la fecha del diagnóstico de leucemia o de la entrevista (en el caso de los testigos). La exposición in utero y la ex-posición después del nacimiento se analizaron por separado. Entre las fuentes de exposición contempladas figuraron la presencia de un taller de reparación de automóviles o de una estación de gasolina al lado de la vivienda. También se hicieron preguntas sobre la presencia en la vecindad (a menos de 50 metros de la vivienda) de calles muy transitadas,la ocupación de los padres y las actividades de la madre durante el embarazo.

Se aplicó un modelo de regresión logística incondicionada y se calcularon las razones de posibilidades (RP) con sus respectivos intervalos de confianza de 95% (IC95%). No se observaron diferencias entre casos y testigos en cuanto a sexo, procedencia urbana o rural u hospital, ni en cuanto a estrato socioeconómico o la escolaridad de los padres. Para ambos períodos (in utero y posnatal) se detectaron asociaciones directas entre la leucemia aguda y la presencia de un taller o una gasolinera al lado de la vivienda; para el segundo período la asociación fue estadísticamente significativa (RP: 4,0;IC95%: 1,5 – 10,3). Cuando los casos de leucemia se examinaron por subgrupos, se detectó una RP de 7,7 (IC95%: 1,7 – 34,3) en niños con leucemia no linfocítica aguda (LNLA) y de 3,6 (IC95%: 1,3 a 9,9) en niños con leucemia linfocítica aguda (LLA). Hubo una fuerte asociación entre la leucemia aguda y la exposición a gasolineras durante la vida intrauterina y la niñez. Esta asociación fue más fuerte aun cuando se tomó en cuenta solamente la niñez, y no el período intrauterino exclusivamente, aunque en este último también se halló una asociación notable. Asimismo, se observó una asociación directa entre el tiempo de exposición a los hidrocarburos y el riesgo de leucemia aguda (RP: 1,03; IC95%: 1,01 – 1,05).

No se detectó ninguna asociación entre la presencia cercana (menos de 50 metros) de calles muy transitadas y la leucemia aguda ni en el período intrauterino ni después de nacer. Esto no cambió aun después de hacer ajustes en función de la procedencia urbana o rural. Ninguna de las madres había trabajado en un laboratorio o fábrica donde hubiese estado expuesta al benceno. Muy pocas madres dijeron haber estado expuestas a pegamentos, pinturas o barnices con disolventes orgánicos.

Aunque cabe la posibilidad de que los resultados de este estudio se deban al azar, la fuerza de las asociaciones encontradas y la detección de una tendencia en función del tiempo de exposición apuntan a una relación causal. (Steffen C et al. Acute childhood leukaemia and environmental exposure to potential sources of benzene and other hydrocarbons; a case-control study. Br Med J. 2004;61:773–778.)