SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.16 issue5El bajo riesgo cardiovascular durante la juventud genera beneficios a largo plazo en mujeresCurrent strategy for leprosy control in Brazil: time to pursue alternative preventive strategies? author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.16 n.5 Washington Nov. 2004

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892004001100013 

INSTANTÁNEAS

 

Características clínicas, epidemiológicas y ambientales del primer brote de síndrome pulmonar por hantavirus en América Central

 

 

El síndrome pulmonar por hantavirus (SPH) es una enfermedad infecciosa caracterizada por síntomas generales, como fiebre, mialgia y dolor de cabeza, seguidos de disnea, edema pulmonar no cardiogénico, hipotensión arterial e insuficiencia cardiorrespiratoria. La tasa de mortalidad puede llegar al 52% de los casos. Los hallazgos de laboratorio más frecuentes que acompañan a esta enfermedad son la elevación del hematocrito y la leucocitosis con presencia de inmunoblastos y trombocitopenia. El SPH es una afección viral provocada por especies del género Hantavirus y se transmite por roedores de la familia Muridae, subfamilia Sigmodontinae. Las personas se infectan por la inhalación de heces, orina o saliva de roedores portadores del virus, aunque también se ha documentado la transmisión por contacto directo con personas infectadas.

El SPH se identificó por primera vez en 1993 durante un brote de una enfermedad respiratoria grave en los Estados Unidos. Desde entonces también se ha detectado y confirmado en seis países de América del Sur: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay. Entre las especies de hantavirus aisladas en la Región se encuentran el virus Andes (Argentina, Bolivia, Chile y Uruguay), el virus Bermejo (Bolivia), el virus Juquitiba (Bra-sil), el virus Laguna Negra (Bolivia y Paraguay), el virus Lechiguanas (Argentina) y el virus Orán (Argentina).

En febrero de 2000, las autoridades sanitarias de Panamá informaron de un foco de una enfermedad respiratoria aguda grave en personas que residían en el distrito de Las Tablas, provincia de Los Santos, entre diciembre de 1999 y febrero de 2000. El análisis de la secuencia genómica del virus aislado de las muestras de suero de las personas y de tejidos de los roedores circundantes demostró que la causa de este brote de SPH era una nueva especie de hantavirus, denominada virus Choclo. En este artículo se resumen las características clínicas, epidemiológicas y ambientales de ese brote infeccioso.

Se definieron como casos probables de SPH los que presentaban fiebre (temperatura > 38,3 °C) y disnea aguda idiopática que requiriera de oxigenación mecánica, y manifestaciones radiográficas de síndrome de disnea aguda o de infiltrados intersticiales en ambos pulmones. También se consideraron casos probables de SPH los pacientes con afecciones respiratorias de causa desconocida que condujeran a la muerte, con diagnóstico posmortem de edema pulmonar no cardiogénico sin causa identificable. Se consideraron casos confirmados los que presentaban una enfermedad clínicamente compatible con SPH, con anticuerpos de la clase IgM específicos contra hantavirus en muestras de suero tomadas en la fase aguda de la enfermedad, homología nucleotídica con hantavirus mediante transcripción inversa y reacción en cadena de la polimerasa, o antígenos específicos de hantavirus detectados mediante técnicas de inmunohistoquímica.

Se examinaron y entrevistaron los pacientes ingresados con síntomas de SPH en dos hospitales de la ciudad de Panamá y uno del distrito de Las Tablas, y se investigaron retrospectivamente los posibles casos de SPH a partir de agosto de 1999 en esos hospitales. Se revisaron las historias clínicas de los pacientes ingresados en otros hospitales de la provincia de Las Tablas con indicios de SPH.

Con el objetivo de determinar la prevalencia de la infección por hantavirus en los hogares y vecindarios de los pacientes con SPH confirmado, se realizó un tamizaje serológico para la detección de anticuerpos contra hantavirus en las comunidades de los distritos de Las Tablas y Guarare donde vivían. También se investigó la presencia de anticuerpos contra hantavirus en el personal sanitario que atendió los casos confirmados de SPH en el principal hospital de la ciudad de Panamá, con vistas a evaluar la transmisión por contacto directo.

Se estudiaron los tejidos (hígado, riñón, bazo, pulmón y corazón) de pequeños mamíferos de la zona que pudieran ser hospederos o trasmisores de hantavirus.

Las manifestaciones clínicas de la enfermedad pulmonar en los pacientes con SPH en Panamá fueron diversas. Hubo casos graves que requirieron de entubación y apoyo cardiovascular, y casos con síntomas moderados. También se observaron manifestaciones extrapulmonares, como afecciones hepatobiliares, hemorragias y secuelas en el sistema nervioso central. La tasa de mortalidad entre los casos fue variable (0% en 9 casos confirmados y 25% en otra serie de 12 casos), pero mucho menor que la encontrada en casos confirmados de SPH en Chile (54%) y los Estados Unidos (52%).

La prevalencia de anticuerpos contra hantavirus en los hogares y vecindarios de los casos confirmados fue de 13%, similar a la encontrada en Paraguay, pero mayor que la observada en Chile y en los Estrados Unidos. No se observó que hubiera concentración de los casos de SPH ni de personas seropositivas en un mismo hogar. Solo 13% de las personas con anticuerpos contra hantavirus manifestaron haber tenido alguna enfermedad con fiebre después de los primeros días de diciembre de 1999 y ninguno informó haber enfermado con signos y síntomas compatibles con SPH, lo que podría indicar que la enfermedad pudo transcurrir con manifestaciones ligeras.

No se demostró que esta infección se transmitiera por contacto directo, aunque esta forma de transmisión parece haber ocurrido durante los brotes causados por el virus Andes en Argentina y Chile a finales de la década de 1990.

La información climática de la provincia de Los Santos demostró claramente que hubo un considerable aumento de las precipitaciones entre septiembre y octubre de 1999, en comparación con períodos similares de años anteriores. Este patrón atípico puede haber ocasionado un aumento en la población de roedores.

En cuanto a los posibles transmisores de la enfermedad, se encontraron roedores de la especie Oligoryzomys fulvescens –el reservorio más probable del virus Choclo– entre la hierba cercana a los asentamientos humanos y en los pastos del ganado. La secuencia nucleotídica de los virus aislados del tejido de estos roedores fue idéntica a la de los virus aislados de las muestras de pacientes.

Estos resultados, que documentan el primer brote de SPH en América Central –causado por una nueva especie de hantavirus, el virus Choclo–, subrayan la necesidad de continuar las campañas educacionales que promueven la limpieza adecuada de los excrementos de roedores, la eliminación de ratas y ratones de las viviendas, así como de otras medidas que conduzcan a la reducción del riesgo de infección por hantavirus. (Bayard V, et al. Outbreak of hantavirus pulmonary syndrome, Los Santos, Panama, 1999­2000. Emerg Infect Dis [serial on the Internet]. 2004;10(9):[29 pantallas]. Hallado en: http://www.cdc.gov/ncidod/EID/vol10no9/04-0143.htm).