SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.19 issue1Revisión sistemática de estudios sobre la epilepsia en América LatinaEfecto de la transición epidemiológica en los gastos de salud author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.19 n.1 Washington Jan. 2006

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892006000100012 

INSTANTÁNEAS

 

Transmisión interpersonal del virus de los Andes

 

 

El virus de los Andes (VA) es el único miembro americano del género Hantavirus que ha sido aislado de suero humano. Hasta el momento, seis cepas de VA han estado asociadas con casos de síndrome pulmonar por hantavirus en Argentina: la cepa VA sout en la región suroccidental; VA cent BsAs, VA cent Lec y VA cent Plata en la región central; y VA nort Orán y VA nort Bermejo en la región noroccidental. A pesar de que los roedores constituyen la vía principal de infección, se ha documentado la transmisión de la cepa VA sout de persona a persona.

En este trabajo se analizaron 13 casos de síndrome pulmonar por hantavirus que se detectaron en dos zonas con enfermedad endémica en Argentina durante 2002. En todos los casos se documentó la infección por hantavirus y en 10 de ellos se realizó la caracterización genética de la cepa responsable mediante el análisis nucleotídico de un fragmento de la región codificante G2 (desde la posición 2717 hasta la 2943).

Se identificaron cuatro conglomerados de casos según las relaciones epidemiológicas conocidas, entre los cuales se detectaron tres casos de transmisión de persona a persona. La comparación de las secuencias nucleotídicas de los virus de los cuatro conglomerados epidemiológicos demostró la identidad total entre los casos de un mismo conglomerado. La cepa VA cent BsAs se encontró en tres de los conglomerados, mientras que la cepa VA sout se encontró en tres casos de un conglomerado del suroeste del país, lo que constituye el primer informe de esta cepa en esa región argentina. Los casos de tres de los conglomerados tuvieron características clínicas similares entre sí, aunque diferentes de las de los casos encontrados en Buenos Aires. El período de incubación fue de 15 a 26 días.

Los resultados de este trabajo demuestran que la transmisión del virus de los Andes de una persona a otra es posible durante la fase prodrómica o inmediatamente después de ella. Las pruebas acumuladas hasta el momento indican que si bien los contactos esporádicos con personas en los primeros estadios del síndrome pulmonar por hantavirus no representan un riesgo de infección, se debe prestar atención a los contactos que ocurren en sitios cerrados, como los vehículos o el ambiente laboral.

Aunque la transmisión por roedores es la ruta más frecuente de infección por hantavirus, frente a cualquier caso nuevo de síndrome pulmonar por hantavirus que no manifieste haber tenido contacto con roedores se debe explorar la posibilidad de infección interpersonal. Para ello se debe buscar un vínculo epidemiológico con algún caso previo, confirmar la homología de las secuencias nucleotídicas de ambos casos y descartar la posibilidad de que el paciente se haya infectado mediante el contacto con un roedor que tenga la misma homología nucleotídica del caso índice sospechado. (Martinez VP, et al. Person-to-person transmission of Andes virus. Emerg Infect Dis [publicación periódica en línea]. 2005;11(12). Hallado en: http://www.cdc.gov/ ncidod/EID/vol11no12/05-0501.htm. Acceso el 1 de diciembre de 2005).