SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.19 issue2Efecto sinérgico del nivel educacional de los padres y la situación económica de la familia en la salud infantil en América LatinaEvaluación de un programa de prevención de cáncer cervical en áreas rurales remotas de Nicaragua author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.19 n.2 Washington Feb. 2006

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892006000200010 

INSTANTÁNEAS

 

Perspectivas para la prevención y control de la enfermedad cardiovascular en Cuba

 

 

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son un importante problema de salud pública en muchos países en desarrollo. Los sistemas nacionales de vigilancia son esenciales para caracterizar la epidemia de ECV y desarrollar estrategias locales apropiadas. La mayoría de los países en desarrollo no disponen de los datos epidemiológicos necesarios para describir las tendencias de la mortalidad y los factores de riesgo. Como el sistema de salud de Cuba genera datos estadísticos completos y exactos, se utilizaron para describir el estado de la epidemia de ECV en ese país y caracterizar su tendencia actual en un país no industrializado.

Se revisaron las estadísticas cubanas de salud pública, las encuestas y los informes de los servicios de salud durante el período de 1970 a 2002, en particular los de la provincia de Cienfuegos. Los datos de los factores de riesgo se obtuvieron a partir de las encuestas.

De las 73 000 muertes informadas en el año 2002, 19 000 (26%) fueron ocasionadas por enfermedad cardíaca. Las ECV (que comprenden las enfermedades cardíacas, el infarto del miocardio y los trastornos vasculares) causaron 41% de las muertes. La proporción de hombres y mujeres que fallecieron de ECV fue de 1,1:1,0. De los casos informados de enfermedad cardíaca, 73% se debieron a enfermedad cardíaca hipertensiva (ECH). Prácticamente no se encontraron casos de fiebre reumática y el número de muertes por enfermedad reumática valvular crónica fue extremadamente bajo. La enfermedad cardíaca fue 40% más frecuente en las áreas urbanas que en las rurales y las mayores tasas se observaron en la Ciudad de la Habana.

En la última década, las tasas de mortalidad por enfermedades cardíacas disminuyeron en una proporción anual de 1 a 2%, cercana al máximo alcanzable en la mayoría de los países. En 2002, la mortalidad por enfermedades cardíacas ajustada por edad fue 45% más baja que en 1970, mientras que en el período de 1990 a 2003, la mortalidad disminuyó de 40% a 50%. Contrariamente a la rápida disminución del número de casos con enfermedad cardíaca, la mortalidad por infarto miocárdico disminuyó muy lentamente hasta hace tres años.

En el período entre 2001 y 2002, la prevalencia bruta de hipertensión fue de 25% (intervalo de confianza de 95%: 23% a 27%). La prevalencia de la obesidad en Cuba (índice de masa corporal > 30) fue de 14% en las mujeres, 8% en los hombres y 11% en la población en general, menos que en muchos otros países. El hábito de fumar también disminuyó en la última década. Cerca de 93% de los encuestados informaron mantener una moderada actividad física durante varios días a la semana y 30% informaron realizar una actividad física fuerte. De 1991 a 1994, la ingestión promedio de calorías se redujo en aproximadamente 20%. La casi total desaparición de la proteína animal y de los vegetales frescos de la dieta de la población condujo a graves deficiencias de micronutrientes y a la aparición de neuritis. El consumo de vegetales todavía es bajo. Solo 5% de los encuestados informó comerlos diariamente y 47%, semanalmente. No hay datos disponibles sobre el consumo de sal.

El acceso de toda la población a una atención sanitaria de alta calidad ha sido una de las metas políticas más importantes del Estado cubano; en el caso particular de la ECV parece haber predominado el enfoque de salud pública a expensas del de la promoción de salud mediante el control del tabaquismo y la mejoría de la alimentación. La experiencia cubana demuestra que el control de la ECV en los países en desarrollo repueda lograr y pone de relieve la decisiva importancia de las estrategias para la prevención basadas en la población. (Cooper RS et al. Enfermedad cardiovascular y los factores de riesgo asociados en Cuba: perspectivas para su prevención y control. Am J Public Health. 2006; 96:94–101.)