SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.20 issue1El enfoque de reducción del daño en la lucha contra el alcoholismo en BrasilLa extensión de los servicios de cuidados postaborto en Guatemala author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.20 n.1 Washington Jul. 2006

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892006000700009 

INSTANTÁNEAS

 

El efecto del HAART en la incidencia de infecciones oportunistas en niños con sida

 

 

El tratamiento antirretroviral de gran actividad (HAART) ha reducido considerablemente las tasas de complicaciones oportunistas en pacientes adultos con infección por el virus de la inmunodeficencia humana (VIH) y sida. En el Estudio de Cohorte sobre el VIH, realizado en Suiza en 2 410 pacientes seropositivos al VIH de 16 años o más, se encontró que la tasa de incidencia (TI) de las infecciones oportunistas en su conjunto ha descendido de 15,1 por 100 años-persona antes de aparecer el HAART a 7,7 por 100 años-persona en los primeros tres meses de aplicarse ese tratamiento, a 2,6 en los siguientes seis meses y a 2,2 entre los 9 y 15 meses siguientes.

El objetivo de este estudio fue estimar las TI de la primera aparición de las 29 enfermedades oportunistas más importantes. El estudio se realizó entre el 1 de enero de 2001 y el 31 de diciembre de 2004 en niños y adolescentes seropositivos al VIH que forman parte del Ensayo Clínico Pediátrico sobre sida (PACTG) 219C, cuyo objetivo es evaluar las consecuencias a largo plazo de la infección por VIH, los efectos del tratamiento (entre ellos la profilaxis y el tratamiento de las enfermedades oportunistas) y la interacción de la enfermedad y el tratamiento en niños y adolescentes estadounidenses. La población de estudio abarcó 2 767 niños captados entre el 15 de septiembre de 2000 y el 31 de diciembre de 2004. La población de comparación previa a la introducción del HAART estaba compuesta por 3 331 niños captados para el PACTG entre octubre de 1988 y agosto de 1998. El resultado de interés fue la aparición por primera vez de alguna de las 29 infecciones seleccionadas.

La incidencia de infecciones oportunistas disminuyó considerablemente después de la introducción del HAART. En total se detectaron 553 infecciones en 395 (14%) de los participantes. Las infecciones más frecuentes fueron: 123 casos de neumonía bacteriana (TI: 2,15; intervalo de confianza de 95% [IC95%]: 1,79 a 2,56), 77 casos de herpes zóster (TI: 1,11; IC95%: 0,88 a 1,39), 57 casos de dermatofitosis (TI: 0,88; IC95%: 0,67 a 1,14) y 52 casos de candidiasis oral (TI: 0,93; IC95%: 0,70 a 1,22). Las TI de bacteriemias, neumonía por Pneumocystis jeroveci, infección diseminada por el complejo de Mycobacterium avium oral, neumonitis linfoide intersticial, infecciones micóticas sistémicas, retinitis por citomegalovirus y tuberculosis tuvieron frecuencias menores de 0,50 por 100 años-persona. No se encontró una tendencia lineal estadísticamente significativa en la incidencia de ninguna de las 29 infecciones en los cuatro años de estudio. No obstante, las tasas de infección disminuyeron significativamente con respecto a lo informado antes de la introducción del HAART, cuando las tasas de incidencia fueron: neumonía bacteriana, 11,1 (IC95%: 10,3 a 12,0); bacteriemias, 3,3 (IC95%: 2,9 a 3,8); herpes zóster, 2,9 (IC95%: 2,6 a 3,3); complejo de M. avium, 1,8 (IC95%: 1,5 a 2,1); P. jeroveci, 1,3 (IC95%: 1,1 a 1,6); candidiasis oral, 1,2 (IC95%: 1,0 a 1,5); retinitis por citomegalovirus, 0,5 (IC95%: 0,3 a 0,6) y tuberculosis, 0,2 (IC95%: 0,1 a 0,4).

Las infecciones oportunistas no son frecuentes en niños tratados con HAART y las tasas de infección continúan descendiendo con respecto a lo observado antes de introducir ese tratamiento. Es importante mantener una continua vigilancia para evaluar el efecto a largo plazo del HAART sobre la aparición de infecciones oportunistas en niños. Sin embargo, algunos niños aún sufren enfermedades oportunistas y no responden al tratamiento antirretroviral debido a la aparición de virus resistentes, a no seguir adecuadamente el tratamiento o a la intolerancia a estos medicamentos. No obstante estos resultados demuestran que la introducción del HAART ha permitido reducir sustancialmente la incidencia de varias infecciones oportunistas en niños infectados con el VIH. (Gona P, et al. Incidence of opportunistic and other infections in HIV-infected children in the HAART era. J Am Med Assoc. 2006;296:292–300.)