SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.20 issue4Confirman la gran diversidad de Leishmania en el estado de Acre, BrasilSeroprevalencia y factores de riesgo de la infección por el VIH en trabajadoras sexuales de América del Sur author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.20 n.4 Washington Oct. 2006

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892006000900009 

INSTANTÁNEAS

 

Reflexiones sobre el desarrollo de capacidades para la promoción de salud en Perú

 

 

En los últimos años, el desarrollo de capacidades ha estado en la agenda de los gobiernos donantes de recursos y de las agencias de desarrollo. El término "desarrollo de capacidades" se utiliza para denominar el proceso de creación y fortalecimiento de competencias y habilidades, tanto en instituciones como en personas individuales, que les facilite lograr el cumplimiento de sus objetivos.

En este artículo se analiza una intervención realizada en Perú para desarrollar capacidades dirigidas a la promoción de salud. La premisa básica de esa intervención fue que el fortalecimiento de la capacidad de las personas y de las instituciones para promover la salud contribuiría a mejorar las condiciones de salud y los hábitos saludables en todo el país.

A pesar de que en este trabajo no se hace un análisis final del impacto de esta intervención, ya que no se han evaluado formalmente las actividades realizadas, los resultados expuestos permiten extraer algunas lecciones que pueden ser de utilidad en el diseño de intervenciones dirigidas a desarrollar capacidades, especialmente para la promoción de salud.

La intervención se diseñó y llevó a cabo por el Proyecto Cambio entre 2001 y 2004 con la participación de cuatro universidades privadas (la Pontificia Universidad Católica, la Universidad Cayetano Heredia, la Universidad de Lima y la Universidad del Pacífico) y dos organizaciones no gubernamentales (ONG) peruanas con experiencia reconocida en la promoción de salud en la zona: Apoyo a Programas de Población (APROPO) y PRISMA. Se organizaron mesas redondas regionales en ocho regiones del país, talleres para los profesores, el personal de las ONG y el Ministerio de Salud de Perú, entrenamientos en la cobertura de noticias sobre salud para estudiantes y periodistas, un programa de becas dirigido a la comunicación y promoción de salud y un programa de prácticas estudiantiles en empresas.

Los resultados de esta intervención demuestran que el compromiso a largo plazo de los donantes y de las agencias de financiamiento es insuficiente para resolver satisfactoriamente los problemas que provoca la falta de dedicación y empeño en proyectos de desarrollo de capacidades. El fortalecimiento de las capacidades del gobierno central y de las autoridades regionales parece enfrentar problemas permanentes, como los trámites burocráticos, el cambio constante de personal, la sobrecarga de trabajo, los bajos salarios y las presiones políticas para abandonar los planes promovidos por la anterior administración. La asociación entre universidades, ONG y organizaciones privadas de carácter voluntario puede tener menos obstáculos, pero no está exenta de retos.

Los proyectos de desarrollo de capacidades no pueden desconocer estas condiciones a la hora de diseñar intervenciones, especialmente en países en desarrollo como Perú, donde el sistema público de salud, a pesar de sus limitaciones, hace un esfuerzo para ofrecer sus servicios a la mayoría de la población. Los proyectos de desarrollo de capacidades pueden orientar su trabajo hacia organizaciones de la sociedad civil, pero si no promueven el fortalecimiento de capacidades en las instancias de gobierno, sus acciones tendrán poco impacto en los programas de salud y, finalmente, en la población.

Es necesario promover un pensamiento creativo para reconceptualizar los programas de entrenamiento, una actividad obligada en cualquier proyecto de desarrollo de capacidades. Estos programas deben satisfacer las demandas institucionales y cumplir con las cuotas de participación en los entrenamientos. Sin embargo, el desarrollo de capacidades no es sinónimo de entrenamiento, especialmente cuando los sistemas de salud padecen un constante robo de cerebros, la moral es baja entre el personal y faltan incentivos institucionales para mejorar el desempeño laboral. En tales circunstancias, el impacto de las actividades de entrenamiento en la promoción de salud y en la salud pública puede durar poco.

El fortalecimiento de las capacidades implica establecer vínculos de colaboración entre las instituciones, estipulando claramente los términos de colaboración y garantizando que todas las partes se sientan igualmente comprometidas con los mismos resultados. Sin estas premisas, la responsabilidad compartida sería muy frágil y la asociación y las metas podrían ser efímeras. (Waisbord S. When training is insufficient: reflections on capacity development in health promotion in Peru. Health Prom Int. 2006;21(3):230–7.)