SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.20 issue4Seroprevalencia y factores de riesgo de la infección por el VIH en trabajadoras sexuales de América del SurEfecto independiente de la exposición pasiva prenatal y posnatal al tabaco author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.20 n.4 Washington Oct. 2006

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892006000900011 

INSTANTÁNEAS

 

Los determinantes sociales de la salud, la posición socioeconómica y la inequidad en salud

 

 

El surgimiento de modelos teóricos acerca de los determinantes sociales de la salud ha añadido más ambigüedad conceptual a la comprensión de la inequidad social en salud, ya que con frecuencia no es posible distinguir claramente entre la posición socioeconómica y esos determinantes. Ya sea que las inequidades sociales en salud se basen en las diferencias sanitarias o en las diferencias de los determinantes sociales de la salud que están asociadas con la posición socioeconómica, los responsables de tomar las decisiones políticas deben conocer la importancia que tiene para la salud la posición socioeconómica. La falta de claridad en los informes de los investigadores es una de las razones que impiden que sus investigaciones tengan un mayor efecto positivo sobre la elaboración de políticas sanitarias. Esto no solo se debe a la gran cantidad de modelos, sino a la imposibilidad de definir en muchos de ellos si la posición socioeconómica es un concepto teórico independiente o si está asociado con los determinantes sociales.

En este artículo se expone cómo esa ambigüedad en la interpretación de la posición socioeconómica y de los determinantes sociales de la salud, así como el solapamiento conceptual de ambos términos, contribuyen a la falta de la necesaria claridad en la información sobre la salud pública.

El empleo de un solo modelo teórico para explicar la salud y las inequidades sociales en la salud puede hacer más difícil distinguir entre los determinantes sociales de la salud y los procesos sociales que determinan la distribución social desigual de esos determinantes. Por otra parte, no está claro si las clases sociales constituyen una dimensión de la posición socioeconómica, a pesar de que muchos autores aceptan que son conceptos independientes. Las clases sociales no son una propiedad preestablecida de las personas, sino una relación social creada por las sociedades y como tal, preceden lógica y materialmente a su expresión en la distribución de los ingresos, la riqueza, la educación y el estatus social. Es precisamente para referirse a estos componentes de bienestar social que se utiliza el término "posición socioeconómica".

También es necesario ponerse de acuerdo sobre lo que se entiende por determinantes sociales de la salud y si estos determinantes constituyen un concepto diferente de la posición socioeconómica. La situación socioeconómica es un importante factor de predicción de la exposición a muchos riesgos considerados determinantes sociales de la salud. Algunos autores consideran que el término "social" debe reservarse para designar los procesos de distribución de los peligros materiales, las conductas saludables y los factores psicosociales en los diversos grupos socioeconómicos.

Por último, es necesario identificar las dimensiones e indicadores más apropiados de la posición socioeconómica para evaluar el efecto de las intervenciones dirigidas a reducir las inequidades. Si se acepta que cada dimensión de la posición socioeconómica puede influir sobre la salud por diferentes vías y de esa forma ser más o menos trascendente para la salud, ¿puede emplearse cualquiera de esas dimensiones para evaluar el resultado de una intervención dirigida a reducir la inequidad económica? ¿O las dimensiones de la posición socioeconómica que se deben emplear dependen del tipo de intervención? ¿Cuál o cuáles de las diversas dimensiones de la posición socioeconómica se deben utilizar? ¿Los ingresos, el nivel educacional o algún indicador de la clase social? Estas preguntas no tienen una respuesta sencilla, pero es necesario responderlas antes de poder evaluar el desempeño de una intervención.

En conclusión, para resolver las ambigüedades analizadas se propone satisfacer los siguientes requisitos básicos: alcanzar un consenso sobre las dimensiones que reflejan la posición socioeconómica; acordar qué se debe considerar como determinante social de la salud y si estos determinantes son un concepto teórico independiente de la posición socioeconómica; y finalmente, establecer cuáles dimensiones e indicadores de la posición socioeconómica son las más apropiadas para evaluar las intervenciones dirigidas a reducir las inequidades en salud. (Regidor E. Social determinants of health: a veil that hides socioeconomic position and its relation with health. J Epidemiol Community Health. 2006;60:896–901.)