SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.22 issue4Individual and contextual determinants of the prevalence of untreated caries in Brazil¿Puede la transmisión de la gripe aviar A subtipo H5N1 de persona a persona provocar una epidemia? author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.22 n.4 Washington Oct. 2007

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892007000900009 

INSTANTÁNEAS

 

Automonitoreo de la glucemia en pacientes con diabetes tipo 2: la opinión de los pacientes

 

 

Los especialistas consideran el autocontrol como la piedra angular para el éxito del control de la diabetes y el automonitoreo de los niveles de glucemia desempeña un importante papel en ese sentido. En el caso de la diabetes tipo 2, sin embargo, no hay un consenso total al respecto entre los médicos y en la literatura científica. En ese contexto, es importante conocer la opinión de los pacientes —ya que son los responsables de realizar las mediciones y tomar las acciones necesarias diariamente— y ejecutar en cuenta los elementos que ellos consideran positivos o negativos. Por ejemplo, se ha visto que a pesar de que el automonitoreo podría mejorar la conciencia sobre el efecto de la dieta en los niveles de glucemia, también produce un sentimiento de fracaso si las mediciones se mantienen altas, lo que pudiera llevar al abandono de las dietas recomendadas.

Para conocer la opinión de los pacientes con diagnóstico de diabetes tipo 2 acerca del automonitoreo de los niveles de glucemia en el tiempo y los signos de "fatiga" respecto al automonitoreo, se realizó un estudio cualitativo longitudinal en centros de atención primaria y secundaria de Lothian, Escocia, Reino Unido.

Se observó que la constancia en el automonitoreo disminuyó con el tiempo. Los tres factores principales que emergieron de este estudio fueron: el papel de desestimulación desempeñado por los médicos, las dificultades para interpretar los resultados y definir la respuesta que exigen las lecturas, y la relación personal de los pacientes con el automonitoreo.

En el primer caso, los participantes se refirieron al poco interés que mostraban los médicos y otros profesionales sanitarios en los niveles medidos de glucemia, ya que concentraban más su atención en los niveles de hemoglobina A1c. Esta conducta se interpretaba como un indicador de la poca utilidad del automonitoreo.

Acerca del segundo factor, algunos pacientes seguían encontrando dificultades para realizar las lecturas de la glucemia e interpretar sus resultados, así como para decidir qué medidas de respuesta debían tomar. No se encontró evidencia de que los participantes se guiaran por los resultados del automonitoreo para decidir cambios de conducta. Esto podría explicar por qué no se ha encontrado una asociación estable entre el automonitoreo y el control de la glucemia.

Por último, las lecturas consistentemente estables y el mejor conocimiento de los indicadores físicos de la hiperglucemia también causaron un relajamiento de la atención al automonitoreo. Algunos pacientes veían las lecturas como un reflejo de su buena o mala conducta y se reprimían a sí mismos, especialmente las mujeres. Los pacientes que atribuían sus resultados a causas externas (como la falta de medicamentos) eran más propensos a mantener el automonitoreo. Conservar la tranquilidad y el hábito adquirido fueron dos razones clave para mantener el automonitoreo.

A pesar de que este estudio se limitó a analizar las opiniones de los pacientes diabéticos acerca del automonitoreo de la glucemia, los autores afirman que los resultados pueden aplicarse a otras situaciones en las que los pacientes administren algún tipo de tecnología para controlar su salud. Las fortalezas de este estudio se basan en que se tomaron en cuenta los puntos de vista tanto de pacientes recién diagnosticados como de otros ya veteranos; además, el estudio se basó en una perspectiva longitudinal exhaustiva y se enfocó en el automonitoreo en general, sin desviar la atención de los pacientes hacia su enfermedad o hacia los servicios de salud. El estudio también tiene debilidades, fundamentalmente por depender de la opinión de los pacientes y no tomar en cuenta las mediciones objetivas de la glucemia ni la opinión de los profesionales sanitarios. Aunque se trató de seleccionar una muestra representativa de los diversos segmentos de la población de pacientes diabéticos de la ciudad, como ocurre en toda investigación cualitativa no es posible generalizar los resultados indiscriminadamente.

No obstante, es un hecho que la incertidumbre clínica acerca de la posible eficacia del automonitoreo y el papel que este puede desempeñar en el control de la glucemia en la diabetes tipo 2 se refleja en la opinión de los pacientes participantes. Los pacientes no actuaron en respuesta a los resultados del automonitoreo, en parte por la falta de educación al respecto. Los profesionales de la salud deben explicar claramente cuándo los pacientes deben monitorear su nivel de glucemia, cómo interpretar las lecturas y qué acciones deben emprender, especialmente cuando las lecturas son altas. La actitud de los médicos y de otros profesionales de la salud es un factor crítico en ello y deben tener en cuenta que los pacientes con la diabetes controlada ven el automonitoreo más positivamente que los pacientes con signos de descompensación.

Las investigaciones futuras deben explorar la actitud de los profesionales de la salud con respecto al automonitoreo y examinar la información y las orientaciones que al respecto se dan a los pacientes en las consultas. Se debe hacer un especial énfasis en establecer las características que pueden ayudar a predecir cuáles pacientes pueden confundirse con este procedimiento y cuáles pueden sacar beneficios para mejorar su salud y su calidad de vida. La educación sobre el automonitoreo de la glucemia debe ser explícita y continua, y estar orientada a alcanzar sus objetivos concretos, particularizada según las características y necesidades de cada paciente. (Peel E, Douglas M, Lawton J. Self monitoring of blood glucose in type 2 diabetes: longitudinal qualitative study of patients' perspectives. Br Med J. 2007;335:493.)