SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.22 issue4Automonitoreo de la glucemia en pacientes con diabetes tipo 2: la opinión de los pacientesCaracterización molecular de aislamientos de Staphylococcus aureus resistentes a la meticilina en Asunción, Paraguay author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.22 n.4 Washington Oct. 2007

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892007000900010 

INSTANTÁNEAS

 

¿Puede la transmisión de la gripe aviar A subtipo H5N1 de persona a persona provocar una epidemia?

 

 

El virus de la gripe aviar A de alta patogenicidad (IAAP) subtipo H5N1 ha traspasado en reiteradas ocasiones la barrera de la especie y ha afectado a personas. Desde diciembre de 2003 se han informado 291 casos de IAAP (H5N1) en personas, con un desenlace de 172 muertes (tasa de letalidad de 59,1%) en 12 países, principalmente del sudeste asiático. Entre esos casos se han documentado 31 conglomerados familiares, compuestos por 2–8 personas relacionadas por vínculos en el hogar. Hasta el momento no se ha establecido cuántos de esos casos se deben a una fuente aviar común o si ha habido también transmisión de persona a persona. Si alguna o algunas cepas de IAAP del subtipo H5N1 adquieren la capacidad de transmitirse sostenidamente de persona a persona, el brote resultante podría extenderse a todo el mundo —por la red de transporte internacional— a mayor velocidad de lo que tomaría desarrollar y distribuir una vacuna específica y efectiva contra la nueva variante viral.

En este trabajo se analizan los datos de dos de los mayores conglomerados familiares de gripe aviar del subtipo H5N1 con el objetivo de determinar si ha habido transmisión de persona a persona y, en caso positivo, el grado de transmisibilidad de esa cepa. Se estudiaron ocho casos que formaron un conglomerado familiar en el norte de Sumatra, Indonesia, entre abril y mayo de 2006 y otro conglomerado familiar de ocho casos confirmados de H5N1, detectados en el distrito de Dogubayazit, en la región oriental de Turquía, entre el 18 de diciembre de 2005 y el 15 de enero de 2006.

Se encontró que el período de incubación en el brote de Indonesia fue posiblemente de 3–7 días y el período infeccioso más probable fue de 5–13 días. Se encontró evidencia de transmisión de persona a persona (P = 0,009). La tasa estimada de síndrome respiratorio agudo (SRA) en el hogar fue de 0,29 (intervalo de confianza de 95% [IC95%]: 0,15 a 0,51).

En el brote ocurrido en Turquía no se demostró que la infección se hubiera transmitido de persona a persona (P = 0,114) y la probabilidad diaria de infección a partir de una misma fuente fue de 0,011 (IC95%: 0,005 a 0,025).

De esta manera, se encontró respaldo estadístico para afirmar que hubo diseminación de la cepa de IAPP del subtipo H5N1 de persona a persona en el hogar estudiado en Sumatra, Indonesia, y que la tasa de SRA intrafamiliar (la probabilidad de que una persona infectada haya transmitido la infección a otro miembro del hogar) fue de 29%. Esta tasa es similar a los estimados estadísticos obtenidos para la gripe A interpandémica en los Estados Unidos de América (12,7%–30,6%). El tiempo promedio de incubación de esta cepa (aproximadamente 5 días) es el doble del observado en las cepas aisladas durante la última pandemia de gripe y la actual etapa interpandémica.

Sin embargo, aunque se haya demostrado que ocurrió la transmisión de persona a persona, no está claro que el virus pueda mantener una transmisión interpersonal sostenida. Además, es posible que para la transmisión de este virus se requiera un contacto muy estrecho con la persona infectada. Así, incluso sin intervención alguna, la probabilidad de que la transmisión de la infección a una única persona desencadene la diseminación del virus es solo de aproximadamente 12% con las cepas estudiadas. Sin embargo, es importante tomar en cuenta que el uso profiláctico de oseltamivir haya contribuido a limitar la diseminación de la infección y que, aunque no se obtuvo un respaldo estadístico de la transmisión de persona a persona en el caso estudiado de SRA intrafamiliar en Turquía, no se puede excluir la posibilidad de que haya ocurrido.

Mediante sistemas automatizados de simulación se ha podido demostrar que con el empleo dirigido de agentes antivirales se podría contener la diseminación de una cepa pandémica de gripe si se logra comenzar su aplicación en el transcurso de las tres semanas siguientes a la aparición del caso inicial en la comunidad y si el número reproductivo básico local (R0) es menor de 18. Esta estrategia, conocida como profilaxis antiviral dirigida, consiste en el tratamiento de los casos índices identificados y de sus contactos, ya sean familiares, vecinos, compañeros de estudio o de trabajo, etc. Además, se recomienda la cuarentena voluntaria en el hogar de los contactos cercanos de los pacientes. Esta estrategia de profilaxis dirigida en el hogar y los hogares vecinos se aplicó en el brote estudiado en Sumatra.

Es muy importante determinar si las posibles cepas pandémicas de gripe son capaces de mantener la transmisión de persona a persona y estimar los parámetros clave de esa transmisión. Es necesario contar con mayor información epidemiológica de la comunidad para poder estimar otros parámetros, además de la tasa de SRA en el hogar. Entre otros datos, se necesita hacer un censo exhaustivo de las personas expuestas en el hogar y en la zona de posible transmisión de la infección, tanto de fuentes animales como humanas. Estos datos permitirían estimar los parámetros de una manera más precisa, entre ellos valores de R0 más exactos.

Los autores desarrollaron un software, TRANSTAT, para realizar estos análisis. Esta aplicación permite la entrada, el almacenamiento y el análisis de los datos de brotes de enfermedades infecciosas agudas. Los métodos estadísticos que utiliza pueden aplicarse en combinación con varias herramientas epidemiológicas convencionales. Esta aplicación permite hacer el análisis en tiempo real y evaluar las medidas de control aplicadas durante un brote, aunque se debe cuidar de introducir tanto los datos de los pacientes como de los contactos. Este sistema está disponible y puede solicitarse directamente a Ira M. Longini, Jr, Program in Biostatistics and Biomathematics, Fred Hutchinson Cancer Research Center, Seattle, WA 98109-1024, USA; correo electrónico: longini@ scharp.org. (Yang Y, Halloran ME, Sugimoto JD, Longini IM. Detecting human-to-human transmission of avian influenza A (H5N1). Emerg Infect Dis. 2007;13(9):1348–53.)