SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.22 issue4La gripe en Estados Unidos de 2006 a 2007 y la vacuna para 2007 a 2008Philantropic prize to remember that Latin American children's health is a priority author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.22 n.4 Washington Oct. 2007

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892007000900015 

CARTAS LETTERS

 

 

La Revista Panamericana de Salud Pública/Pan American Journal of Public Health se complace en publicar cartas de los lectores dirigidas a estimular el diálogo sobre los diversos aspectos de la salud pública en las Américas, así como a esclarecer, discutir o comentar de manera constructiva las ideas expuestas en la revista. Las cartas deben estar firmadas por el autor y especificar su afiliación profesional y dirección postal o electrónica. Cuando se trate de comentarios sobre un artículo que requieran contestación del autor, se procurará conseguir esa respuesta con el fin de publicar ambas cartas. La redacción se reserva el derecho de editar las cartas recibidas y resumirlas para mayor claridad.

The Revista Panamericana de Salud Pública/Pan American Journal of Public Health publishes letters from readers for the purpose of stimulating dialogue on various aspects of public health in the Americas and of constructively clarifying, discussing, and critiquing the ideas expressed throughout its pages. Letters should be signed by the author and include his or her professional affiliation and mailing or E-mail addresses. If a commentary on a given article requires a reply from the author, an effort will be made to obtain the reply and to publish both letters. The editorial team reserves the right to edit all letters received and to condense them so as to improve their clarity.

 

SOBRE LA RENOVACIÓN DE LA ATENCIÓN PRIMARIA DE SALUD EN LAS AMÉRICAS

Editor:

Quisiéramos expresar algunas opiniones acerca del documento "La renovación de la atención primaria de salud en las Américas. Documento de posición de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/ OMS)", elaborado por el Grupo de Trabajo en Atención Primaria de Salud (APS) de la OPS (1).

Este documento pretende ser una guía conceptual y metodológica de orientación a directivos y técnicos del sector salud acerca de cómo entender y aplicar la APS, ante la necesidad de ofrecer una idea renovada de este concepto que se ajuste a la dinámica del desarrollo del mundo actual.

No obstante, en nuestra opinión no se logra este objetivo sino que, por el contrario, se agrega mayor confusión por las razones que expongo a continuación.

En primer lugar, no se aportan nuevos elementos que ayuden a entender mejor y, sobre todo, a hacer operativo el concepto de APS en los cambiantes sistemas de salud de hoy. Además hace más difícil entender este concepto en el contexto de lo que deberían ser las características generales de un sistema de salud y las características específicas de un elemento (APS) que ayuda al desarrollo del sistema, pero que en sí mismo no es el sistema.

En este sentido, por ejemplo, en la figura 1 "Valores, principios y elementos esenciales en un sistema de salud basado en la APS" (página 9 de ese documento), se describe acertadamente un conjunto de conceptos que debería incorporar un sistema de salud en su desarrollo, los cuales surgen de los valores éticos y sociales que cualquier sociedad aceptaría y que, a mi modo de ver, rebasan lo que podría y debería entenderse por APS. Cuando se habla de un "sistema de salud basado en la APS" podría parecer que se pierden las características y el orden lógico de precedencia que necesariamente diferencian lo uno de lo otro. Al final es difícil entender de cuál de los dos conceptos se está hablando.

Sin duda, la APS sigue siendo un elemento fundamental en el desarrollo de los diversos modelos de salud que han adoptado los países. Por lo tanto, la APS debería adaptarse a ellos y no al revés, como se da a entender en el documento. Es ahí precisamente, en la diversidad de formas que puede adoptar en dependencia del contexto donde se aplique, donde surge la riqueza conceptual y metodológica de la APS.

Por eso pensamos que siguen siendo válidas las diferentes acepciones de la APS, tales como "primer contacto", "puerta de entrada", "herramienta para mejorar el acceso", "primer nivel de atención", "herramienta de promoción y prevención" y "atención comunitaria".

Atentamente,

 

Luis G. Morales
Proyecto REDSALUD-USAID
República Dominicana
Correo electrónico: luisgmoral@yahoo.com

Jorge Humberto Blanco
Director Técnico Proyecto CONECTA

 

Referencias

1. Organización Panamericana de la Salud. La renovación de la atención primaria de salud en las Américas. Documento de posición de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS). Washington, D.C.: OPS; 2007. Hallado en: http://www.paho.org/Spanish/AD/THS/OS/APS_spa.pdf. Acceso el 2 de septiembre de 2007.

 

 

Respuesta:

 

 

Editor:

En nombre del Grupo de Trabajo sobre APS de la OPS, agradecemos las observaciones realizadas sobre el documento "La renovación de la atención primaria de salud en las Américas. Documento de posición de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/ OMS)" por brindar la oportunidad para aclarar algunos aspectos de su contenido.

En primer lugar, el documento no pretende proporcionar una definición normativa de cómo debería ser la APS renovada, sino más bien presentar una descripción de los muchos componentes necesarios para construir y mantener un sistema de salud basado en la APS. El grado en que algunos componentes se enfaticen más o menos que otros dependerá de las características específicas de cada país, así como de su sistema de salud y sus valores. Por lo tanto, aunque la propuesta puede ayudar a los lectores a tener una idea general de la estrategia, el documento no pretende determinar cómo se debe invertir en salud, ya que ello debe ser fruto del análisis, la reflexión y la planificación en cada país. Lo que sí se espera es que su lectura y discusión ayuden a estimular el proceso de evaluación e intercambio de experiencias en APS.

En segundo lugar, aun reconociendo que la propuesta es un trabajo en curso, los autores disienten de la valoración hecha en el sentido de que el documento no aporta nuevas perspectivas. El marco propuesto es diferente de la concepción expuesta en la Conferencia Internacional sobre Atención Primaria de Salud, celebrada en 1978 en Alma-Ata (Kazajstán, antigua Unión Soviética), al distinguir escrupulosamente entre atención primaria de salud como estrategia (APS), atención primaria como primer nivel de atención y sistemas de salud, aunque reconoce que algunos aspectos (como la sostenibilidad y la participación) pueden ser trascendentales no solo para la APS, sino también para los otros componentes del sistema de salud. Así mismo, la nueva propuesta define explícitamente los valores, principios y elementos, y describe la función que cada uno debe desempeñar en el desarrollo e implementación de los sistemas de salud basados en APS.

Además, esta propuesta aporta nuevas perspectivas al incluir nuevos valores —como el derecho a la salud y la solidaridad—, nuevos principios —como la responsabilidad y la capacidad de respuesta— y un conjunto de elementos estructurales y funcionales, entre los que destacan la necesidad de un marco político, legal e institucional sólido, y de una organización y una gestión óptimas. Aunque tal vez pueda hacer más compleja esta propuesta, la incorporación de estos nuevos valores, principios y elementos se considera esencial para el nuevo enfoque sobre la APS.

Por último, los autores están de acuerdo en que el concepto de APS sigue siendo importante en los países de las Américas y que uno de sus puntos fuertes ha sido su capacidad de adaptación a diferentes circunstancias. Sin embargo, no todos los países han estado en condiciones de evaluar la efectividad de las diferentes modalidades de organización y provisión de APS y, en general, en muchos países las presiones sociales, económicas y políticas han dificultado las inversiones sostenidas a largo plazo para el fortalecimiento de la APS.

El movimiento para la renovación de la APS ofrece una oportunidad para movilizar recursos técnicos, financieros y políticos y para producir cambios duraderos y sostenibles en los sistemas de salud, que permitan maximizar su impacto sobre la salud y la equidad. Las consultas regionales celebradas han mostrado claramente que se necesitan cambios urgentes en la mayoría de los países y que con relación a la APS, a partir de ahora ya no bastará con el método de "seguir haciendo lo mismo de siempre".

Atentamente,

 

James Macinko
Departamento de Nutrición, Estudios de la
Alimentación y Salud Pública
Universidad de Nueva York, Nueva York
Estados Unidos de América
Correo electrónico: jmj5@nyu.edu

Hernán Montenegro; Carissa Etienne; Carme Nebot Adell
Organización Panamericana de la Salud
Washington, D.C., Estados Unidos de América