Información farmacológica

 

USO RACIONAL

 

 

Remicade (infliximab): precauciones en pacientes con tuberculosisu otras infecciones oportunistas (Unión Europea)

La Agencia Europea de Evaluación de Medicamentos (EMEA) ha publicado una declaración sobre la tuberculosis y otras infecciones oportunistas tras el tratamiento con infliximab, un nuevo fármaco aprobado en Europa en agosto de 1999 para el tratamiento de la enfermedad de Crohn y en febrero de 2000 para el tratamiento de la artritis reumatoide.

El fabricante (Centocor) ha recibido notificación de varios casos de tuberculosis potencialmente mortal en pacientes tratados con infliximab. La mayoría se han registrado en países con alta incidencia de tuberculosis y en pacientes tratados anteriormente con inmunosupresores o corticoesteroides; en muchos de ellos la tuberculosis activa se manifestó después de tan solo tres o menos inyecciones del fármaco. Sin embargo, como la experiencia clínica con el infliximab es escasa, no se puede excluir la posibilidad de que se produzcan casos de tuberculosis o de otras infecciones tras tratamientos más prolongados.

Los pacientes tratados con infliximab y los médicos que lo prescriben deben conocer este riesgo de padecer infecciones al comienzo del tratamiento y deben estar especialmente vigilantes ante la posible aparición de signos de infección. Ante la sospecha de tuberculosis activa (tos persistente, emaciación/adelgazamiento y febrícula) se debe suspender la administración de infliximab hasta que se haya tratado la infección. Esto no significa que el fármaco no siga siendo útil en el tratamiento de la enfermedad de Crohn y de la artritis reumatoide en pacientes que no hayan respondido a otros tratamientos.

Errores de medicación con Taxotere y Taxol (Estados Unidos)

Además de dos casos ocasionados por la confusión entre los nombres Taxotere (docetaxel) y Taxol (paclitaxel), también se han notificado 21 casos de error en la reconstitución de Taxotere. Otro problema potencial mencionado por algunos médicos es la semejanza de los envases de Taxol 30 mg y Taxol 100 mg. Para evitar estos problemas, se recomienda:

1) En las prescripciones de uno u otro fármaco, se añadirá al nombre comercial (Taxotere o Taxol) el nombre genérico (docetaxel o paclitaxel). Cuando la prescripción esté escrita a mano y sea de lectura difícil, el farmacéutico debe contactar con el médico para confirmar el nombre del fármaco. Antes de dispensar el fármaco, debe ser confirmado de forma independiente por dos farmacéuticos, y antes de administrarlo debe ser confirmado por dos enfermeras.

2) Durante la reconstitución de Taxotere se debe añadir todo el diluyente y escribir en el vial la concentración resultante (10 mg/mL), de forma que se pueda retirar la dosis adecuada durante su posterior dilución en una bolsa de infusión de 250 mL.

3) Para evitar confusiones entre Taxol 30 mg y Taxol 100 mg, en las farmacias deberían guardarse en sitios diferentes.

El fabricante de Taxol (Bristol-Myers Squibb) está rediseñando los envases de 30 y 100 mg para que sean diferentes entre sí, y el fabricante de Taxotere (Aventis) está revisando el prospecto y la etiqueta para aclarar las instrucciones de dilución y reconstitución.

Sobredosis de paracetamol: efectos de la reducción del tamaño de los envases (Reino Unido)

Un estudio publicado en la revista inglesa British Medical Journal (2000; 321: 926) ha revelado que la cantidad de paracetamol tomado en las sobredosis ha disminuido en el Reino Unido tras la reducción del tamaño de los envases. El estudio comparó los casos de intoxicación por paracetamol en dos semestres, uno anterior a la reducción del tamaño de los envases, realizada en septiembre de 1998, y otro que se inició tres meses después de la adopción de esta medida. Se incluyeron 590 casos en el primer grupo y 594 en el segundo.

La cantidad estimada de paracetamol ingerido disminuyó de 10 a 8 g, y esto se asoció a una reducción de la concentración de paracetamol de 37 a 27 mg/L en las 4-6 horas siguientes a la ingestión. El porcentaje de pacientes que recibieron antídoto también disminuyó, del 31 al 25%, y hubo menos ingresos hospitalarios. No hubo cambios de las concentraciones de enzimas hepáticas ni de la razón normalizada internacional en las 24 a 48 siguientes a la intoxicación.

Organización Panamericana de la Salud Washington - Washington - United States
E-mail: contacto_rpsp@paho.org