Información farmacológica

 

REACCIONES ADVERSAS

 

 

Actualización sobre la seguridad de Zyban (hidrocloruro de bupropión) (Reino Unido)

Zyban (bupropión) fue aprobado en junio del 2000 como adyuvante para el tratamiento de la dependencia de la nicotina. Hasta el 12 de febrero del 2001, el sistema de farmacovigilancia del Reino Unido ha recibido notificación de 3 457 casos con sospecha de reacciones adversas al fármaco. Las más frecuentes han sido: urticaria (485 casos), insomnio (459), erupciones cutáneas (449), náuseas (329), cefaleas (323), mareos (306), angioedema (266), depresión (183), prurito (171), temblor (168), ansiedad (161), dolor torácico (136), xerostomía (121), disnea (110), agitación (108), vómitos (103), sudación (91), palpitaciones (90), dolor abdominal (88), estreñimiento (85), artralgias (82) y convulsiones (74). Aunque todas estas reacciones adversas están descritas en el Resumen de las Caraterísticas del Producto (SPC) y en el Prospecto de Información para el Paciente (PIL), hay que tener en cuenta que la sospecha de reacción adversa no significa necesariamente que haya sido causada por el fármaco; también podría estar relacionada con la abstinencia de la nicotina, otras enfermedades u otras medicaciones simultáneas.

Zyban se asocia a un riesgo de convulsión que está relacionado con la dosis y cuya incidencia estimada es de 0,1%. En el Reino Unido se estima que han recibido Zyban unos 276 000 pacientes y los 74 casos descritos con convulsiones no representan, por lo tanto, una tasa superior a la esperada. Además, aproximadamente la mitad de los pacientes tenían antecedentes o algún factor de riesgo de convulsiones.

Se les recuerda a los médicos que Zyban está contraindicado en pacientes con enfermedad convulsiva actual o pasada y que es necesario extremar la cautela en pacientes con alteraciones que predisponen a la disminución del umbral de convulsión, como los traumatismos craneales o los tumores del sistema nervioso central, o que están tomando otras medicaciones que reducen dicho umbral, como los antipsicóticos, antidepresivos, teofilina o esteroides sistémicos. En pacientes que hayan sufrido una convulsión durante el tratamiento con Zyban se debe suspender su administración.

También se han descrito 18 casos con sospecha de reacciones adversas al Zyban con desenlace fatal, pero la contribución de Zyban a estas muertes no está demostrada.

Estenosis pilórica inducida por la eritromicina en lactantes

En marzo de 1999, en un intervalo de 2 semanas, en una unidad de cirugía pediátrica de los EE.UU. se operaron siete lactantes con estenosis pilórica, agrupación de casos que llevó a la realización de una investigación epidemiológica.

Los siete niños habían nacido en la misma maternidad en febrero de 1999 y habían recibido eritromicina debido a un brote de tos ferina. El tratamiento con este antibiótico se inició entre los 2 y los 17 días de vida (mediana de 5 días) y duró 10 a 18 días (mediana de 14 días). En comparación con los niños nacidos en la misma región en 1997 y 1998, los nacidos en febrero de 1999 tenían una probabilidad siete veces mayor de padecer estenosis pilórica (32,3 por 1 000 frente a 4,7 por 1 000; riesgo relativo: 6,8; intervalo de confianza del 95%: 3,0 a 15,7). Entre los niños nacidos en la misma maternidad en marzo o mayo de 1999 no se registró ningún caso de estenosis pilórica. De los siete casos, cuatro habían recibido etilsuccinato de eritromicina y otros tres estolato de eritromicina; el éster de eritromicina no se vio implicado en ningún caso.

En la literatura se han descrito casos similares. En 1976, un pediatra describió seis casos de estenosis pilórica en recién nacidos, cinco de los cuales habían sido tratados con eritromicina (40 mg/kg/día), y en 1986 se describió otro caso de estenosis pilórica en un lactante cuya madre estaba tomando eritromicina. Además, los estudios farmacológicos preclínicos y clínicos han demostrado que la eritromicina tiene efectos procinéticos antrales y duodenales.

Teniendo en cuenta todos estos datos, se concluye que es recomendable evitar la administración de eritromicina durante las primeras semanas de vida. Como alternativa se pueden utilizar otros macrólidos que no se han relacionado con la estenosis pilórica, como la josamicina o la espiramicina.

Advertencia de precaución ante el tratamiento combinado de la infección por VIH con Zerit y Videx en embarazadas (Estados Unidos)

La FDA y el fabricante (Bristol-Myers Squibb) advierten a los profesionales de la salud de que las embarazadas podrían correr mayor riesgo de sufrir acidosis láctica mortal durante el tratamiento combinado con estavudina (Zerit), didanosina (Videx o Videx EC) y otros antirretrovíricos. La acidosis láctica es una complicación rara, pero bien documentada, de los antirretrovíricos de la clase de los análogos de los nucleósidos. La pancreatitis es otra complicación bien documentada del tratamiento con estavudina y didanosina.

Esta nueva advertencia ha sido motivada por la notificación de tres casos de acidosis láctica mortal, con o sin pancreatitis, en embarazadas tratadas con estavudina y didanosina combinadas con otros antirretrovíricos. Además, los programas de farmacovigilancia han identificado varios casos no fatales de pancreatitis, con o sin acidosis láctica o insuficiencia hepática, en estas pacientes.

El fabricante recomienda utilizar la combinación de ambos fármacos únicamente en embarazadas en las que los potenciales beneficios superen claramente a los riesgos. Por su parte, la FDA ha reforzado las advertencias incluyendo esta nueva información de prescripción: "Las mujeres a las que se prescriba el tratamiento combinado deberían ser vigiladas cuidadosamente en busca de signos clínicos o de laboratorio indicativos de acidosis láctica y lesión hepática. Este síndrome puede manifestarse bruscamente y en ausencia de valores anormales de las pruebas de laboratorio durante las semanas anteriores a su aparición. Por consiguiente, es imprescindible que los profesionales sanitarios mantengan un alto índice de sospecha al vigilar a estas pacientes."

Plavix (clopidogrel): reacciones hematológicas (Canadá)

El clopidogrel (Plavix) es un derivado tienopiridínico, estructuralmente similar a la ticlopidina, que inhibe específicamente la agregación plaquetaria inducida por el difosfato de adenosina (ADP) y está indicado en la prevención secundaria de los accidentes vasculares isquémicos (infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares) en pacientes con antecedentes de enfermedad aterosclerótica sintomática. En versiones recientes de la monografía del producto se advierte de la posibilidad de que, raramente, se produzcan casos de púrpura trombocitopénica trombótica (PTT) tras el consumo de clopidogrel. La PTT es una enfermedad grave que requiere tratamiento rápido con plasmaféresis. En un estudio de 11 casos de PTT asociada al consumo de clopidogrel se ha señalado que la enfermedad tiende a aparecer antes con el copidogrel que con la ticlopidina (en las 2 primeras semanas de tratamiento en 10 de los 11 casos) y los autores señalaron que el mecanismo causante de la PTT podría ser diferente con uno y otro fármaco. Otro autor ha estimado que la tasa de PTT entre los pacientes tratados con clopidogrel no es superior a la esperada en la población general (aproximadamente 3,7 casos por millón de habitantes).

Los datos existentes llevaron al Programa Canadiense de Monitorización de Reacciones Adversas a revisar sus registros. Desde que se inició la comercialización del fármaco, el 31 de octubre de 1998, hasta el 31 de agosto del 2000 este organismo había recibido 61 informes nacionales de reacciones adversas supuestamente asociadas al clopidogrel, 51 de ellas graves. La media de edad de los pacientes era de 70 años. Tres fallecieron, uno de ellos uno por hemorragia intracraneal; los otros dos fallecieron por causas que no se relacionaron con el clopidogrel (infarto de miocardio y cáncer). En cuanto a las reacciones hematológicas, se registraron 17 casos con alteraciones de los componentes sanguíneos, en particular de los leucocitos y plaquetas. Hubo 11 casos de trombocitopenia y 1 de pancitopenia, pero ninguno de PTT. Se ha sugerido que los agentes hipocolesterolemiantes, en particular las estatinas, podrían estar implicados en la aparición de la PTT y la posibilidad de que tengan interacciones farmacológicas con el clopidogrel debería estudiarse mejor. La mayoría de los casos de reacciones hematológicas han ocurrido en ancianos con enfermedad cardiovascular subyacente tratados simultáneamente con otras medicaciones. Doce de los 17 pacientes estaban tomando múltiples medicaciones anti-coagulantes o antiplaquetarias. Estos factores (edad y enfermedades y medicaciones concomitantes) dificultan la interpretación de los datos sobre las reacciones adversas. Son necesarios estudios adicionales y una notificación continua de las reacciones adversas para esclarecer el potencial riesgo de PTT asociado al consumo de clopidogrel.

Actualización sobre las gotas óticas de gentamicina y la ototoxicidad (Canadá)

Las gotas óticas de aminoglucósidos son potencialmente ototóxicas cuando se administran en presencia de perforación de la membrana timpánica. Esta toxicidad parece afectar a una pequeña minoría de pacientes tratados, pero se desconoce su incidencia real.

Entre 1981 y el 6 de octubre del 2000, el Programa Canadiense de Monitorización de Reacciones Adversas recibió la notificación de 18 casos de ototoxicidad supuestamente asociada al uso de gotas óticas de Garasone (sulfato de gentamicina y fosfato sódico de betametasona) en presencia de perforaciones timpánicas o de tubos de timpanoplastia. En 16 casos se trataba de trastornos vestibulares y en 2 de hipoacusia. La duración del tratamiento fue variable (de 5 días hasta "a largo plazo"), pero seis pacientes no usaron el producto más de 5 a 7 días. En 15 pacientes los síntomas persisten. Además de estos 18 casos, se han registrado otros 2 asociados al uso de marcas no especificadas de gotas óticas de gentamicina.

Los prospectos de las gotas oftálmicas y óticas de Garasone y Garamycin fueron modificados en 1996 para limitar las indicaciones y usos clínicos de estos productos al tratamiento de lesiones del conducto auditivo externo (otitis aguda externa, dermatitis eczematoide, dermatitis seborreica y dermatitis de contacto) sobreinfectadas por microorganismos sensibles, para ampliar las contraindicaciones a los pacientes sin membrana timpánica o con perforación del tímpano y para recomendar la vigilancia del paciente.

Organización Panamericana de la Salud Washington - Washington - United States
E-mail: contacto_rpsp@paho.org