PRESENTACIÓN

 

La salud en Mesoamérica

 

 

La región mesoamericana ocupa un territorio conformado por ocho países, todos ellos con poblaciones culturalmente diferentes y niveles de desarrollo económico y social polarizados que luchan de manera particular por mejorar sus condiciones de vida muy distinta a los países que conforman las regiones de Norteamérica y Sudamérica. Estos contrastes, aun dentro de un mismo continente, dan lugar a la existencia de necesidades en el campo del trabajo, vivienda, educación y salud, también diferentes, pero que promueven el desarrollo de esfuerzos regionales de integración.

El Sistema Mesoamericano surge precisamente como un organismo coordinador de las estrategias de cooperación en áreas de desarrollo regional: comunicación, economía, comercio, transporte y salud; este último se integró como un componente fundamental, con la finalidad de unir esfuerzos que contribuyan a controlar y prevenir los riesgos y daños compartidos. La creación de la Iniciativa de Salud Mesoamericana 2015 (SM2015) financiada por la Fundación Bill y Melinda Gates (FBMG), el Instituto Carlos Slim de la Salud (ICSS) y el gobierno español, a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), busca complementar, apoyar y consolidar el desempeño de los programas de vacunación, nutrición, salud materna y reproductiva y las enfermedades transmitidas por vector, por medio de la alianza con los gobiernos de la región y un financiamiento sustantivo destinado a fortalecer los sistemas nacionales de salud en esos componentes específicos, al mismo tiempo que favorece el desarrollo de dos componentes transversales: los sistemas de información y los mecanismos de evaluación del proyecto, con lo que enriquece la visión integradora de la propuesta metodológica y operativa.

Este suplemento de la revista Salud Pública de México muestra las amplias experiencias y aportaciones que la región mesoamericana ha hecho a la salud pública mundial, y permite dimensionar el papel que la SM2015, como estrategia innovadora, puede llegar a jugar en la salud mundial.

Este suplemento, en primer lugar, destaca el ejercicio que dio lugar a la elaboración de planes para reforzar el desempeño de los sistemas de salud de la región, en los cuatro pilares de la iniciativa: salud materna y reproductiva, vacunación, nutrición y control de enfermedades transmitidas por vector. No cabe duda que esta primera sección mostrará la complejidad de diseñar estrategias que abordan una problemática común y su aplicación en escenarios con alta variabilidad, tanto en infraestructura física, capacidades técnicas, cobertura, educación y cultura, como en su grado de vulnerabilidad. La difícil creación de estos planes de alcance regional, pero adaptables a las condiciones y necesidades locales, fue posible gracias a la interacción e intercambio de equipos nacionales de la más alta calidad técnica y científica, y al liderazgo del Instituto Nacional de Salud Pública de México (INSP), que coordinó el trabajo de cada uno de los componentes de la iniciativa SM2015. Adicionalmente, se presenta una serie de documentos que complementan el enfoque de los planes estratégicos y que dan cuenta, por ejemplo, de la larga historia de iniciativas, desarrollos institucionales y estrategias en salud que han aterrizado en la región mesoamericana y que, en la mayoría de los casos, no sólo han sido exitosas, sino que han servido de ejemplo para el resto de los países en el mundo. Además, se hace referencia directa a los avances y desafíos que tiene la región para cumplir en 2015 con los compromisos de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Ante este reto, se presentan dos trabajos importantes, uno que destaca las carencias de los recursos humanos en salud en lo relativo a sus competencias y habilidades gerenciales, operativas y técnicas, y otro que describe la situación que guardan los sistemas de información en salud y sus enormes retos para mejorar su infraestructura informática, su interconectividad, las plataformas de registro, análisis y comunicación, así como las necesidades de capacitación del recurso humano.

De esta forma, este número se convierte en un documento singular dentro del campo de la salud mundial, pues en la SM2015 y el proyecto de desarrollo e integración del Sistema Mesoamericano confluyen gobiernos, ministerios (Consejo de Ministros de Salud de Centroamérica), programas de salud y agencias privadas internacionales (FBMG, ICSS, AECID) que comparten el financiamiento con los ministerios de salud, agencias multinacionales (Banco Interamericano de Desarrollo) que apoyan la gestión administrativa y operativa de los diferentes proyectos, y un número importante de instituciones académicas e investigación de toda la región que participaron en el diseño de las estrategias y planes. Así, este esfuerzo colectivo, multinacional y multidisciplinario puede traducirse en uno de los primeros que se aboca a un espectro amplio de necesidades y problemas de salud, que se interesa en el desarrollo y fortalecimiento de los sistemas de salud más que en la hipertrofia de un programa o servicio, e incorpora el elemento de evaluación y monitoreo como componentes indispensables para el adecuado desempeño de los proyectos.

Sin lugar a dudas, este número especial sobre la salud en la región de Mesoamérica será un referente regional y un incentivo internacional para difundir e integrar estrategias multinacionales en favor de la salud de las poblaciones más vulnerables, que invite a atender estos problemas más allá de sus límites geográficos.

 

Dr. Mauricio Hernández Ávila*

 

 

* Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud. Secretaría de Salud. México.

Instituto Nacional de Salud Pública Cuernavaca - Morelos - Mexico
E-mail: spm@insp3.insp.mx