Cartas al editor

 

Uso de tecnologías de la información por médicos de Tijuana, Baja California, México

 

David Alfredo Hernández-Ontiveros, L en Inf,(1) Ana María Valles-Medina, D en CS,(1) Abraham Zonana-Nacach, MC,(2) Alfredo Renán González-Ramírez, MC.(1)

 

(1)Facultad de Medicina y Psicología de la Universidad Autónoma de Baja California. Baja California. México.

(2) Unidad de Investigación Clínica y Epidemiológica, Hospital General Regional No 20, Instituto Mexicano del Seguro Social. Tijuana, Baja California. México. abraham.zonana@imss.gob.mx

 

Señor editor: Con la presente mostramos resultados del uso de tecnologías de la información en una muestra de personal médico de Tijuana, Baja California, México.

La utilización de las tecnologías de la información se ha convertido en una necesidad en todas las áreas de la salud. Actualmente no se concibe a un médico que no pueda hacer uso de ellas. El uso de Internet en las ciencias de la salud ha favorecido el intercambio de información entre sus profesionales para resolver problemas clínicos e incentivar la investigación1 y constituye una importante herramienta para la búsqueda de información en salud tanto para médicos como para pacientes.2 Se ha observado que entre 65-80% de las personas con acceso a Internet buscan información sobre aspectos relacionados con la salud.3 En medicina, se utilizan páginas electrónicas para la búsqueda de información especializada, tales como Medline o Cochrane, que son sitios con información confiable y actualizada de rápido acceso, indispensables en muchos casos para la toma de decisiones clínicas correctas.

Para la presente investigación, en mayo y noviembre de 2011 se aplicó una encuesta que constó de 32 preguntas relacionadas con antecedentes personales, escolares y laborales; uso de las tecnologías de la información como computadora, Internet y bases de datos. Se incluyeron médicos que prestaban sus servicios en instituciones médicas públicas, privadas y educativas. Se encuestaron 224 médicos con un promedio de edad (±DE) de 42.7 años (±11.6). El 68% tenía estudios de especialidad y 86 (38%) refirieron que su comprensión de lectura en inglés era excelente. Las páginas electrónicas de búsqueda de temas médicos más conocidas fueron: Medline (82%), Medscape (59%), Ovid (49%) Cochrane (41%) y Medigraphic (31%). El 53% de los médicos mencionó que sus pacientes le habían solicitado alguna vez información sobre cuáles páginas podían consultar para obtener información sobre su padecimiento; 53% mencionó no haber impreso ningún artículo en el último mes y 74.1% refirió no estar pagando en ese momento la suscripción de ninguna revista médica (cuadro I). Los factores que contribuyeron a la mayor utilización de tecnologías de la información fueron: ser menor de 40 años de edad (RM 2.64, IC95% 1.54-4.54, p= 0.001), contar con excelente dominio de lectura del inglés (RM 2.98, IC95% 1.69-5.24, p= 0.001) y trabajar como docente (RM 2.09, IC95% 1.15-3.80, p= 0.02).

El presente estudio muestra que el total de los médicos encuestados tenía acceso a una computadora, Internet y contaba con correo electrónico. Sin embargo, sólo la mitad mencionó que conocía de manera intermedia o avanzada Medline, y más de la tercera parte aceptaron que Pubmed les era desconocido, a pesar de que este último es la interfaz o motor de búsqueda de Medline. La proporción que dijo conocer Medline en nuestro estudio es similar a la observada en estudios previos.4-6

Nuestro estudio muestra que es necesario considerar el incremento en el uso de las tecnologías de la información y la lectura médica en inglés como áreas de oportunidad para un mejor desarrollo médico y científico.

 

Referencias

1. Häber A, Haux R, Knaup P. Analysis, modelling and simulation of information systems as part of the medical informatics program at Heidelberg/Heilbronn. Stud Health Technol Inform 2000;57:162-169.         

2. Ortega-Centeno N, Callejas-Rubio JL, Benticuaga-Martínez MN, Navarro-Pelayo F, De La Higuera-Torres-Puchol J. Utilización de Internet como fuente de información por los pacientes de una consulta de enfermedades autoinmunes sistémicas. Rev Clin Esp 2005;205:255-258.         

3. Sciamanna CN, Rogers ML, Shenassa ED, Houston TK. Patient access to U.S. physicians who conduct Internet or e-mail consults. Society of General Internal Medicine 2007;22:378-381.         

4. Ospina EG, Reveiz-Herault L, Cardona AF. The use of bibliographic databases by Spanish-speaking Latin American biomedical researchers: a cross-sectional study. Rev Panam Salud Publica 2005;17:230-236.         

5. Siegel RR, Rapp AB, Wallinford TK, Wlson RS.Use of MEDLINE by physicians for clinical problem solving. Lindberg BD, JAMA 1993;249:3524-3529.         

6. Shariff SZ, Bejaimal SA, Sontrop JM, Iansavichus AV, Weir MA, Haynes RB, et al. Searching for medical information online: a survey of Canadian nephrologists. J Nephrol 2011;24:723-732.         

Instituto Nacional de Salud Pública Cuernavaca - Morelos - Mexico
E-mail: spm@insp3.insp.mx